5 ideas para la operación fuera pañales

5-ideas-operacion-fuera-panales

Cuando  nuestro hijo cumple dos años, es el momento de decir ¡fuera pañales! Con esa edad ya tiene más control sobre sus esfínteres y no se hará sus necesidades por encima. Es importante tener mucha paciencia y lo normal no es quitárselos de un día para otro sino ir poco a poco para que se vaya acostumbrando.

La operación fuera pañales requiere de mucha paciencia

Tanto la mamá como el papá deben estar involucrados en esta operación y aunque con dos años el peque controle mejor sus esfínteres, no quiere decir que lo haga a la perfección. Además hay que acostumbrarle a que nos pida ir al baño y para ello debemos ayudarle y también estar muy pendientes de sus gestos.

Es importante explicar al peque, siempre de forma que pueda entenderlo, que el paso que va a dar es muy importante y que está haciéndose mayor. Pedir que colabore cuando tenga ganas de ir al baño es algo esencial.

No todos los niños son iguales, algunos piden ir al baño y otros van directamente. Es necesario retirarle el pañal durante el día, enseñarle a ir al baño y que ahí tenga un orinal para que lo use cuando tenga ganas. Cuando lo haga, hay que felicitarle y premiarle de vez en cuando si lo hace correctamente.

También es recomendable vigilar las señales que da el niño cuando tiene ganas de orinar. Apretar las piernas o saltar son dos de las señales más reconocidas que nos avisarán que el niño o la niña tienen ganas de ir al baño.

Como ya sabemos, los niños son como auténticas esponjas y si practicamos con el ejemplo diciéndole que vamos a ir al baño, él o ella acabarán diciéndolo también y ya habremos avanzado mucho.

Se aconseja no regañar ni castigar al niño si no es capaz de controlar su orina. No hay que enfadarse tampoco, solo hay que decir que ha sido un fallo y que seguramente para otra vez podrá aguantarse y no le volverá a pasar. Es importantísimo no humillar jamás a los niños; poco a poco irán controlando sus esfínteres a la perfección.

En el momento en el que los niños consigan poder controlar correctamente sus necesidades durante el día, llega el momento de decir fuera pañales durante la noche. En esta etapa también hay que tener paciencia porque puede que se les escape la orina en la cama.

Como comentamos antes, no hay que reñirles, castigarles y mucho menos humillarles. Hay que darles ánimos y convencerles de que pueden conseguirlo y ser como los mayores, no tener que contar con pañales.

¿Te animas a seguir estos consejos?

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>