5 motivos por los que debes quitarle el chupete

5-motivos-por-los-que-quitar-el-chupete

Para muchos papás y mamás, quitar el chupete a su retoño es como que el bebé deje de serlo y se convierta ya en un niño. Hay algunos bebés que aguantan más con el chupete que otros, pero… ¿sabías por qué no hay que dejar el chupete más tiempo del recomendado a los bebés? Si no lo sabes, te invitamos a que sigas leyendo, porque te lo vamos a explicar en este artículo.

¿Por qué debemos quitar el chupete al bebé?

Un gran número de ortopediatras coinciden en que es muy recomendable quitarlo antes de que cumpla su primer año. La razón es para que el chupete no interfiera en el desarrollo mandibular ni en el de nacimiento de los dientes del bebé.

A pesar de ello, para prácticamente todos los niños, retirar el chupete a una edad tan temprana es muy pronto porque la necesidad fisiológica de succión sigue estando muy presente en ellos.

Dejarles durante mucho tiempo el chupete, puede producirles diferentes alteraciones maxilofaciales como por ejemplo maloclusión dental, deformidades de la zona del paladar y de sus dientes, con protusión de la arcada dental superior que tiende a ir hacia adelante. Además, si se mantiene durante mucho tiempo el chupete, esto puede producir cambios permanentes e incluso podría llegar a dificultar el desarrollo del lenguaje.

Estar succionando de manera continuada hace que el bebé aumente su salivación, lo que favorece el crecimiento de muchos microorganismos diferentes. Además, puede llegar a alterar el funcionamiento de la trompa de Eustaquio, que se encarga de mantener aireado el oído medio.

En caso de que el bebé tenga una infección relacionada con la respiración, el continuo succionar puede contribuir al reflujo de las secreciones hacia el oído medio, lo que puede generar otitis media aguda.

Los chupetes deben ser lavados de manera continuada, siempre de manera adecuada, cumpliendo unas mínimas normas de higiene, especialmente durante los primeros meses de vida del bebé, momento en el que su sistema inmunitario es más débil. Los bebés pueden sufrir de candidiasis oral debido a un hongo ubicuo que se puede adquirir si el chupete no está correctamente limpio.

Para finalizar, no hay que dejar de destacar que si el niño se acostumbra a tener siempre el chupete en la boca podrá llegar a tener problemas con el habla; por eso es tan importante retirárselo cuando llegue el momento.

De lo contrario, el pequeño podría tener bastantes dificultades para una correcta fonación y también pronunciación de sus primeras palabras, algo que aproximadamente se da a partir  de los dos años de edad.

Ahora ya sabes la importancia que tiene el hecho de no dejarle el chupete al bebé más tiempo del necesario. En caso de alguna duda, lo mejor siempre será consultar con el pediatra, quien aconsejará sobre lo mejor que se puede hacer.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>