Aunque la leche materna es, sin lugar a dudas, el mejor alimento para el bebé, hay madres que no llegan a producir la suficiente leche materna como para alimentar correctamente al bebé. En este caso, hacen uso de leche de vaca o de lo que se conoce como leche hidrolizada. Puede que algunos bebés, lleguen a presentar alguna clase de reacción alérgica a las proteínas de vaca y esta tenga que ser sustituida por la hidrolizada.

¿Qué es la leche hidrolizada?

Se trata de una fórmula a base de proteína que se usa en lactantes porque no tiene lactosa. El principal objetivo es ser usada en bebés que tengan intolerancia a la lactosa. Es recomendable para reemplazar la leche materna cuando ésta no es suficiente como para satisfacer las necesidades del bebé.

Alimenta igual porque está preparada con leche de vaca aunque las proteínas se parten en fragmentos muy pequeños, lo que hace que sea muy poco probable producir alguna clase de alergia al bebé. Sus proteínas están altamente hidrolizadas y no cuentan con lactosa.

Diferencias entre la lecha materna, la de vaca y la hidrolizada

La leche de vaca contiene beta-lactoglobina, algo que no encontraremos en la leche materna. Se trata de un potente alérgeno para los bebés. En cambio, la leche materna cuenta con menos caseína, lo que hace que se vaya hacia el estómago en forma de finos grumos. Además tiene proteínas que facilitan la digestión del bebé así como la absorción de las grasas además de contar con una acción bactericida.

Ver artículo relacionado:  Claves para producir más y mejor leche materna

Por su parte, la leche hidrolizada alimenta igual que la de vaca, aunque la diferencia existente entre ellas es que las proteínas de la leche hidrolizadas están partidas en fragmentos más pequeños. 

En la leche materna, el principal de los hidratos de carbono es la lactosa, presente en mucha más cantidad que en la de la vaca. Este azúcar se transforma en ácido láctico que favorecerá la absorción del calcio, fósforo, hierro y muchos otros minerales. Por su parte, la leche hidrolizada no cuenta con lactosa.

Beneficios de la leche hidrolizada

Esta clase de leche es una fórmula que se usa en niños que cuentan con diagnóstico de intolerancia a la lactosa y está hecha de manera que los trozos de proteínas queden muy pequeños, porque los niños pequeños no pueden digerir bien las proteínas. Además, cuando el cuerpo la detecta, puede reaccionar produciendo alergia y esto puede provocar diferentes reacciones, como por ejemplo dermatitis.

Ver artículo relacionado:  ¿Qué beneficios aporta la lactancia materna?

Tiene capacidad para reforzar el sistema inmune del bebé  dado que cuenta con prebióticos. Además, está enriquecida con compuestos como GLA y DHA, que mejoran el desarrollo tanto cognitivo como visual. 

El sabor de la fórmula es mucho mejor que la que había hace unos años y para los niños pequeños es mucho más fácil de digerir y también absorber además de tener muy poco riesgo de que el bebé reaccione de manera alérgica a ella.

Beneficios de la leche hidrolizada
Puntua este artículo