La alimentación del bebé en verano

La alimentación del bebé en verano

Tanto para los adultos como para, quizá con más razón, los bebés, el verano es una etapa del año en el que, con nuestras rutinas, también cambian las necesidades calóricas y de hidratación. Estamos en unos meses en los que el calor, los cambios de hábitos y ubicación provocan, también, un rediseño de nuestra dieta.

 

Como podemos ver en este artículo, los expertos insisten en la necesidad de adaptar la alimentación de los pequeños y las pequeñas de la casa a las características propias de una época como el verano, es decir, más calor, actividad, horas de sol… en este sentido, los expertos en neonatología y pediatría creen que la alimentación del bebé en verano tiene que incluir una amplia variedad de frutas, verduras, hortalizas y mayor aporte de líquidos, de manera variada y repartida a lo largo del día. Las judías verdes, el calabacín o la zanahoria son las primeras verduras y hortalizas que puedes ir incorporando al menú de tu bebé, para, más adelante, añadir otras como el tomate o la cebolla.

 

Para los lactantes, será preciso aumentar la frecuencia o la duración de las tomas. En esta línea, los bebés con más de seis meses de edad pueden  incorporar más aporte de agua o zumos naturales sin azúcar adicional, sin que sea necesario esperar a que el pequeño o la pequeña lo pida.

 

Las papillas de frutas te ofrecen la posibilidad de darle a tu bebé un alimento que le permite, a la vez, saciarse e hidratarse. Además puedes incorporar a estas papillas cereales de cara a hacerlas más completas. Al poder servirlas frías, ayudarás a que tu hija o hijo combata los efectos del calor. A partir de los seis meses puedes incorporar una fruta como la cereza a la dieta del pequeño y, a los doce, otras como el albaricoque o el melocotón, muy propias de estos meses.

 

Si vas a la playa, tienes que procurar llevar una nevera portátil para que los alimentos se mantengan frescos en todo momento. El perfecto complemento alimentario para esta etapa son los yogures, ideales para, como en el caso de las papillas, proporcionar al bebé un alimento que le ayude a soportar el calor y, a la vez, lo sacie.

La alimentación del bebé en verano
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>