Cómo evitar las rozaduras en los bebés en verano

rozaduras del bebé en el pañal

Las rozaduras, también conocidas como dermatitis del pañal, suponen un gran quebradero de cabeza para los padres. Sobre todo, en verano, ya que las altas temperaturas contribuyen a empeorar el problema. Aunque se trata de una afección bastante habitual, es sumamente importante atajarla y, en la medida de lo posible, prevenir las rozaduras en los bebés porque puede dar lugar a la aparición de infecciones. No solo el calor influye para que se dé este tipo de dermatitis. La fricción es otro de los factores que causan esta irritación, por ello es fundamental colocar bien el pañal y evitar que quede demasiado holgado o ajustado en exceso.

 

Además, la orina empeora las rozaduras de los bebés, puesto que contiene amoníaco. Así las cosas, la primera pauta a seguir para evitar las rozaduras en los bebés es cambiar el pañal con frecuencia. El objetivo es que la orina y las heces pasen el menor tiempo posible en contacto con la delicada piel del niño. Siempre que se pueda, es recomendable limpiar su culito con agua y jabón para eliminar todos los restos. Es preferible utilizar una esponja natural y un limpiador neutro para esta tarea, ya que las toallitas pueden irritar más la zona. Éstas tienen que ser el último recurso y limitar su uso a situaciones puntuales.

 

Piel al aire

 

No todos los pañales son iguales. Cada fabricante utiliza una composición diferente, así que, si tu bebé tiene rozaduras, es aconsejable que pruebes otra marca. Lo ideal es que sean lo más transpirables posibles para impedir que la humedad se concentre en la piel. Cuando aparece la dermatitis del pañal, es esencial dejar respirar la zona para recupere su equilibrio. Deja que el niño pase un tiempo con el culito al aire. Esto favorecerá en gran medida su recuperación. Puedes colocarle sobre una funda impermeable o un protector de celulosa para que no manche la superficie sobre la que esté tumbado.

 

En el mercado, existen numerosas pomadas que crean una barrera absorbente y protegen la piel del bebé de los agentes irritantes. Si la dermatitis ha derivado en una infección por hongos o bacterias, requerirá de un producto específico para su tratamiento. Algunos padres han encontrado la solución a las rozaduras de los bebés en los pañales de tela fabricados con fibras naturales, menos agresivos para la superficie cutánea porque no contienen sustancias químicas.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>