Cómo evitar los celos entre hermanos

evitar-celos-entre-hermanos

Los celos entre hermanos son algo muy común y en lo que a veces, como progenitores, debemos intervenir porque en muchas ocasiones la relación entre ambos no es todo lo cordial que debería ser. Por ello, queremos compartir contigo algunas pautas para evitar este problema.

¿Cómo se pueden evitar los celos entre hermanos?

Una de las grandes misiones que tenemos como madres o padres, sobre todo con la llegada de un nuevo hijo, es evitar que el mayor se sienta desplazado, algo que suele pasar en muchas ocasiones.

Por ello, lo que se aconseja es hacerle partícipe de este momento al hermano mayor. Es muy recomendable que los hermanos mayores se involucren y vean el embarazo y la llegada de un nuevo hermano como algo positivo y no al revés.

Durante todo el tiempo que dure la gestación, hay que hacer que los hijos mayores se sientan muy queridos y se involucren. Podemos hablar con él para que nos ayude a elegir la ropa de su futuro hermano o hermana, o incluso permitir que pueda ayudarnos a elegir el nombre que tendrá el futuro bebé.

Cuando el retoño haya nacido, es aconsejable que el hijo mayor continúe implicándose como hasta ahora. Es necesario recordar que aunque podamos pensar que son pequeños para que puedan hacer algunas tareas, nunca está de más premiar algunas de sus actitudes hacia su hermano pequeño, como por ejemplo sujetar el biberón, taparle o incluso darle cariño.

Si el hermano mayor se va acostumbrando a esta novedad, las cosas irán por buen camino. De hecho, seguro que no tardaremos mucho tiempo en ver cómo quiere jugar con su hermano pequeño, leerle cuentos o hacer cualquier otra clase de actividad.

Adiós a las comparaciones

Lo que ningún papá ni mamá debe hacer nunca para evitar los celos entre hermanos es hacer comparaciones. Esto podría suponer un aumento de la rivalidad existente entre hermanos. Por esa razón, hay que evitar hacer comentarios del estilo “Mira tu hermano qué bien lo hace” o “Tu hermano siempre saca buenas notas, no como tú”.

Por otro lado, no hay que consentir todo al hermano mayor para intentar evitar que se ponga celoso del pequeño. Hay que establecer una serie de límites, los cuales serán de gran importancia y harán que no se acostumbre a tenerlo todo cuando quiera.

Aunque sea muy complicado dar tiempo al hermano mayor cuando se tiene un bebé, hay que intentar sacar el máximo posible para dedicárselo a él, para que no se sienta desplazado y sienta que también cuenta para su madre y su padre.

En definitiva, los celos son algo prácticamente inevitable entre hermanos, pero con mucha paciencia y amor, podremos hacer que no existan y se conviertan en todo lo contrario.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>