Cómo sostener la silla de tu bebé si estas embarazada

como-sostener-la-silla-de-tu-bebe-si-estas-embarazada

Sostener la silla de tu bebé si se está embarazada es algo que hay que hacer con cuidado por el lógico esfuerzo que esto conlleva dado que normalmente no suelen ser ligeras sino todo lo contrario. Muchas mujeres acaban cargándola del brazo para no volver a colocarla y quitarla de nuevo de la silla de paseo.

Aunque parezca una tontería, hay una forma estupenda de sostener la silla del bebé de una forma sencilla y que no supondrá un esfuerzo incómodo. De esta forma se pueden evitar lesiones a nivel de la espalda tanto a corto como a largo plazo, algo que cualquier mujer embarazada agradecerá con creces.

Así debería sostenerse la silla del bebé

Cuando se va a poner la sillita de retención en el coche o en la estructura del carrito, por ejemplo, es muy común ver al papá o a la mamá cargarla de forma incorrecta y lo hacen como si se tratase de un capacho o una cesta de recoger fruta, es decir, con el brazo apuntando ligeramente hacia arriba y la cesta colgando de él.

Esto no solo fuerza la musculatura del brazo sino también las rodillas, la zona del deltoides, trapecio, cuello, lumbares y prácticamente toda la musculatura de la espalda. Si se hace una vez, seguramente no pasará nada, pero si se hace siempre, tarde o temprano comenzarán a aparecer molestias y dolores.

Por muy poco que haya de recorrido o fuerte que sea la mujer, hay que recordar que hablamos de mujeres embarazadas, por lo que cualquier esfuerzo físico extra puede no ser demasiado bueno. Por tanto, hay que sujetar la silla correctamente, aunque se piense que la forma como siempre se ha cogido es la correcta.

La lumbalgia puede aparecer por este esfuerzo así como otras molestias relacionadas, por eso es recomendable conocer cuál es la forma ideal de sujetar la silla sin que la musculatura antes citada sufran demasiado.

La silla no tiene por qué colgar del brazo, sino que éste debe pasarse por el asa, sujetar con la mano la base de la silla y la cadera debe ser el lugar donde se apoye el peso. De esta forma no se estará forzando el cuerpo y no se sufrirá tanto.

El problema viene cuando la silla que se tiene no se puede sujetar de esta forma. En este caso, lo más recomendable es consultar con un profesional de la fisioterapia para que diga qué forma es la más recomendable para llevar la silla y no poner nuestra musculatura o articulaciones en peligro.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>