Como viajar en avión con bebés

vuelo con bebes

Cuando se tiene un bebé y se quiere viajar, siempre pueden aparecer dudas sobre el medio elegido, como por ejemplo el avión, una de las modalidades de transporte más seguras, cómodas y rápidas que hay en la actualidad, pero que para muchas personas parece ser que no es la mejor opción para viajar con el bebé, dado que no siempre se nos proporcionan las respuestas adecuadas a nuestras dudas o las que hay son confusas.

 

Antes de nada hay que saber que viajar en avión con el bebé es de lo más normal del mundo, aunque no se recomienda hacerlo con bebés que tengan menos de siete días de vida o se trate de bebés prematuros, para lo que hay que esperar entre mes y mes y medio en este último caso. En la mayoría de compañías aéreas, por no decir prácticamente todas las nacionales, los niños de hasta dos años no pagan pasaje y en caso de las compañías internacionales o cuando se vaya a hacer un vuelo hacia otro país, solamente pagarán un pequeño porcentaje de la tarifa establecidas.

 

Hay que destacar que algunas aerolíneas cuentan con asientos especiales para los bebés, algo que hay que consultar cuando se van a adquirir los billetes y solicitar que esté a bordo para el día de nuestro viaje. A partir de los 2 años de edad pagan pasaje para viajar en su propio asiento, siempre adaptado con un asiento especial para niños de su edad. En estos casos el pasaje suele ir acompañado de un pequeño descuento, aunque no todas las compañías lo tienen presente en sus tarifas.

 

La documentación requerida para el bebé, en caso de vuelos nacionales, es el DNI y en caso de que el pequeño o pequeña no viaje con los padres o uno de ellos, debe ir acompañada de una autorización firmada por el progenitor ausente, para dejar patente que tiene su autorización. En caso de vuelos internacionales se requiere más documentación como el registro civil del matrimonio, el DNI de padres e hijos, pasaportes y una autorización firmada por el progenitor, en caso de que uno de ellos no viaje en ese vuelo.

 

A pesar de las severas restricciones de líquidos a bordo, hay una excepción que es la comida del bebé, por tanto no tendremos problema en llevar su biberón con su leche y su papilla por ejemplo, aunque siempre será recomendable preguntar a la compañía aérea y hacerles saber que vamos a viajar con un bebé, para que no nos pongan ninguna clase de impedimento. Hoy en día no hay ningún problema por viajar con un bebé, por lo que si estás pensando en disfrutar de unas buenas vacaciones este verano, estás en el momento justo para prepararlas e ir con tu pequeño al destino que siempre has querido.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>