Son muchos los estudios que hablan de los beneficios que la música tiene para el desarrollo de cualquier persona. El contacto con la música y la estimulación de tu hijo puedes iniciarla desde el mismo momento en que sepas que estás embarazada. Al nacer, tu hijo reconocerá todas esas canciones y melodías que hayas escuchado repetidamente durante los meses previos.

 

Cuando el bebé está dentro de la madre escucha sonidos y la música muchas veces los relaja. Los lactantes se interesan por sonajeros y prácticamente por todo lo que hace ruido o emite algo sonido. Les llama la atención, por ejemplo, una caja de música.beneficios de la música en el bebé

Algunos estudios proponen a Mozart como uno de los compositores clásicos más apropiados en esta primera etapa. No obstante cualquier canción que tú le cantes con cariño la disfrutará. A esta edad, los bebés aprenden por repetición, así que puede ser buena ideas que le cantes la misma canción siempre que le bañes, o le lleves a dormir.

 

Ver artículo relacionado:  Ejercicios de tonificación muscular

A partir del año, cuando tu hijo sea más autónomo en sus movimientos, puedes buscar algún centro especializado en estimulación musical. Los niños suelen tener un interés innato por la música y disfrutan mucho en estos cursos en los que experimentan con instrumentos, ritmos y en los que se favorece mucho la expresión corporal.
En los cursos de música para niños el objetivo suele ser que consigan agudizar los sentidos y que se relajen escuchando o experimentando con diferentes sonidos e instrumentos.

Ver artículo relacionado:  El estímulo del balanceo
Beneficios de la música en el bebé
Puntua este artículo