El estímulo del balanceo

bebe

Hablarle, cantarle, darle masajes, jugar con él, contarle cuentos… Todo ello constituye el mejor estímulo que puede recibir tu hijo para crecer feliz. Además, el balanceo y pasar tiempo en el suelo son el mejor entrenamiento para una buena evolución psicomotriz.

Durante los primeros meses de vida es muy beneficioso para tu bebé estar sobre una superficie dura, como el suelo. Hasta que sepa darse la vuelta, puedes dejarlo sobre una manta que le aísle del frío. En el momento que sea capaz de moverse más, puedes hacerte con una base de gomaespuma. En muchos establecimientos venden paquetes de piezas cuadradas, que puedes encajar creando una superficie de la extensión y forma que desees. Puede ser una base estupenda en la que tu hijo juegue y se mueva. Está demostrado que pasar tiempo en el suelo le ayudará a fortalecer la espalda y le preparará para ser un excelente gateador. Ten en cuenta que la fase del gateo es fundamental en su desarrollo.

Son muchas las formas en las que puedes estimular a tu hijo. En los primeros meses de vida los niños buscan revivir en cada experiencia la paz obtenida en el vientre materno. Por este motivo, evocar el balanceo y los movimientos de cabeza les proporcionan mucha tranquilidad.

El balanceo y la estimulación del movimiento incrementa su desarrollo neuronal. Si balanceas rítmicamente a tu bebé favorecerás la respiración, a la vez que le ayudas a tranquilizarse. Es aconsejable que le acunes en diferentes posturas: contra tu pecho, de espaldas a ti, etc. Siéntate en la cama y coge a tu bebé, tumbado, con una mano bajo la cabeza y la otra bajo el culete. Flexiona los brazos acercándole a tu cuerpo pero sin que lo toque, de forma que esté como suspendido en el aire. Haz movimientos amplios, de lado a lado, como si fuera un barco en el mar y aumenta la aceleración suavemente. Cuando el movimiento es lo suficientemente amplio, llega un momento en que el bebé queda en posición casi vertical, déjale así unos segundos y vuelve al balanceo. Verás cómo se divierte y disfruta enormemente.

Crear un ambiente físico que anime a tu hijo a la exploración y el desarrollo físico es importante y es algo que puedes favorecer desde el principio.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>