Empezando a hablar

empezando a hablar

En torno a los dos años se produce una explosión comunicativa. Te sorprenderá la cantidad de cosas que tu hijo empieza a decir de un día para otro, aunque cada niño sigue su propio curso y no todos son igual de expresivos. Este cambio no ocurre bruscamente, sino que es fruto todo un proceso de maduración en el que irá adquiriendo habilidades mes a mes.

 

Hasta el año y medio la comunicación con tu hijo será a través de señas, gestos y ruidos. Además durante esta etapa, previa al habla, los bebés también muestran interés por los objetos. Pero por lo que respecta a la comprensión, tu hijo logrará entender lo que le dices, gracias a palabras que le repitas con más frecuencia y del contexto en el que hables con él. Puedes comprobar el grado de comprensión dándole órdenes o pidiéndole cosas. Te sorprenderá que entiende más de lo que a ti te parece.

 

En torno al segundo mes de vida los bebés empiezan a emitir sonidos como “eh”, “uh” para contestarte. En el tercer mes empieza a pronunciar sonidos simples de vocales, como “oh”, “ah” y “uh” y también los famosos “ajos”. En el cuarto mes su lenguaje es muy variado: intenta “hablar” con soplidos, grititos, risas y repite “ka” en un intento de emularte.

 

El balbuceo es una de las etapas más importantes, para tu bebé significará todo un entrenamiento para conseguir hablar. Por regla general, comienza hacia los 5 ó 6 meses, momento en que los bebés empiezan a dominar la lengua, los labios y el paladar. Tu bebé descubre primero las consonantes, comienza a pronunciar sus primeras sílabas como “ba” o “pa” y pasa grandes ratos “haciendo pedorretas”. Una vez que alcanza un control suficiente de los sonidos, se divertirá repitiéndolos una y otra vez, por ejemplo, “ba-ba-ba” o “pa-pa-pa”. Hacia los 8 meses estará pronunciando dobles sílabas que suenan como palabras verdaderas, tales como “ba-ba” o “pa-pa”.

 

Entorno al año encadenará los sonidos que conoce y usará la entonación de tal modo que parezca un discurso verdadero. Entre los diez y los doce meses puede que ya diga alguna palabra con sentido.

 

Tanta perseverancia tendrá su recompensa. Los experimentos con los sonidos le llevarán a pronunciar sus primeras palabras, esto sucederá entorno a su primer cumpleaños. Probablemente, solo tu o aquellas personas que más tiempo pasan con el bebé comprendáis lo que quiere decir. Pero si reconoces lo que quiere decir y le repites la expresión correcta, acabará por decirlo bien.

 

En esta etapa, que algunos llaman “prelingüística”, tu hijo entiende mucho más de lo que es capaz de decir. Por eso, no pierdas ocasión de nombrarle los objetos que tiene alrededor, de contarle cuentos y de cantarle canciones. Es la mejor manera de estimular todas sus habilidades comunicativas.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>