Los eructos en el recién nacido

lactancia

Cada vez que tu bebé come,  traga un poco de aire junto con la leche. El aire se acumula como una burbuja en el estómago y esto puede causarle algunas molestias.

Eructar le ayudará a liberar el aire y a sentirse más cómodo. Después, probablemente siga comiendo, si aún tiene hambre.

Si das de mamar a tu bebé, él te hará saber cuándo está listo para eructar. Cuando su estómago se llene y empiece a sentirse incómodo, soltará el pezón o la tetina. Ésta es la señal. Un buen eructo le hará sentirse mejor. Si le interrumpes para que eche gases cuando no lo necesita, tal vez se enfade y llore. Deja que sea él quien te lo pida.

Si te parece que está absorbiendo demasiado aire mientras  come, el problema podría estar relacionado con la posición o con la tetina, por ser demasiado grande o resultar pequeña. Es importante que el biberón sea cómodo para el bebé y que el agujero de la tetina tenga el tamaño idóneo.

Algunos bebés eructan más fácilmente si los sostienes contra el pecho y les das golpecitos en la espalda. Pero no todos requieren la misma postura.

Lo más eficaz para prevenir la ingesta de aire es tener una buena técnica de alimentación. En el caso de los lactantes, colocando al bebé durante la toma en vertical ligeramente inclinado hacia atrás y hacia la izquierda.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>