Evitar el síndrome de la muerte súbita

evitar el síndrome de la muerte súbita

El síndrome de la muerte súbita del lactante consiste en la muerte repentina e inesperada de un bebé menor de doce meses, sin que haya causas aparentes que la motiven. Los especialistas insisten en que para hablar de este síndrome, que en la mayoría de los casos sucede después de haber puesto a dormir al pequeño o a la pequeña, las causas del fallecimiento deben permanecer inexplicadas.

 

Los estudios al respecto determinan que un gran número de los casos de síndrome de muerte súbita del lactante (o SMSL)  tienen lugar durante el invierno y, sobre todo, entre los 2 y los 4 meses de edad del bebé. La tasa de incidencia del SMSL en España es de 0,23 muertes por cada millar de bebés nacidos.

 

Causas de la muerte súbita

 

Los expertos, más que de una causa del SMSL prefieren hablar de un cúmulo de ellas, gran parte de las cuales tienen que ver con la posición del bebé al dormir y, asimismo, con la herencia genética y antecedentes familiares.

 

En efecto, los especialistas reconocen como algunos de los factores de riesgo más importantes los siguientes:

 

-          Posición del bebé boca abajo al dormir.

-          Incapacidad del organismo del bebé de gestionar una cantidad excesiva de CO2 en sangre.

-          Exposición al humo del tabaco.

-          Dormir acompañados.

-          Dificultades del bebé para despertarse de manera natural.

-          Embarazos prematuros.

-          Antecedentes familiares directos de SMSL.

 

Consejos para evitar el SMSL

 

Hay una serie de hábitos y consejos que ayudan a evitar la aparición de este síndrome. Los expertos recomiendan las siguientes acciones:

-          Procurar que los niños duerman siempre (especialmente hasta el año de edad)  boca arriba.

-          Que la superficie sobre la que duerma el pequeño cuente con las condiciones necesarias de rigidez y firmeza.

-          Evitar que el bebé duerma acompañado.

-          Garantizar que la temperatura de la estancia donde duerme el bebé no sea excesiva.

-          Dale al bebé el biberón o chupete justo antes de dormir. Muchos pediatras consideran que el chupete o la tetina del biberón  ayudan a que el pequeño abra sus vías respiratorias.

-          Mantén al bebé en un ambiente libre de humos.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>