¿Existe el sentimiento del “príncipe destronado”?

Que un niño sienta celos con el nacimiento de un hermano es normal; así que no debes pensar que a tu hijo le sucede algo extraño por el hecho de sentirse celoso. Debes tener en cuenta que hasta ese momento recibía una atención que ahora debe compartir y que es lógico que de algún modo se sienta desplazado. Lo importante es prevenir en la medida de lo posible e identificar el “síndrome del príncipe destronado” cuando aparezca, para saber cómo actuar.

 

Cualquier cambio en la estructura de una familia implica a la vez la necesidad de introducir ajustes y entre ellos se encuentran la repartición del tiempo, los cuidados y las atenciones hacia ambos hermanos, que hasta el momento no había sido necesaria.

Camp in the tent - two brothers on the camping

¿Cuál es la mejor manera de actuar ante un príncipe destronado?

 

  • No castigues, grites o te enfades con tu hijo por mostrarse celoso.
  • Es importante insistir en la explicación de que se le va a querer igual y que no va a perder el amor y la atención de sus padres. No debe vivir la llegada de su hermano como una sustitución y debe ir percibiendo que es posible compartir esa atención de los padres.
  • Dedica algunos momentos a solas con él para jugar y mostrarle afecto.
  • Haz que se sienta valorado y seguro.
  • Evita, en la medida de lo posible, que haya otros cambios significativos además del nacimiento del hermano, como, por ejemplo, un cambio de colegio o de vivienda. A la vez es aconsejable mantener los hábitos y las rutinas que ya tiene instauradas (horarios de comidas, sueño, costumbres, etc.).
  • Evita las comparaciones y la competencia entre hermanos.
  • Fomenta la buena relación entre ambos y enséñales a cooperar y compartir, otorgándole al mayor alguna tarea relacionada con el cuidado del bebé (ayudar a bañarlo o cambiarlo,…). Puedes estimularle reconociendo lo bien que lo hace.
  • Explícale las ventajas de ser el hermano mayor.
  • Avisa a los familiares y amigos para que le presten también atención en sus visitas. Ser conscientes de la tendencia a prestar excesiva preferencia afectiva hacia el bebé e intentar evitarlo o compensarlo con el mayor.
  • Es importantísimo que pueda expresar cómo se siente y los miedos que pueda tener mediante juegos o dibujos, para poder abordarlos adecuadamente una vez identificados.
Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>