Qué es la hiperémesis gravídica

que-es-la-hiperemesis-gravidica-en-las-embarazadas

La hiperémesis gravídica es un trastorno que suelen tener algunas mujeres durante los primeros meses de gestación. Es mucho más que un cuadro de náuseas y vómitos, algo muy normal en estos primeros compases del embarazo.

¿Qué es la hiperémesis gravídica?

Se trata de un cuadro severo cuyos síntomas antes de la novena semana de gestación y donde tanto las náuseas como los vómitos son muy persistentes, llegando a ser entre tres y cuatro veces al día. Por ello, se ingieren menos alimentos e incluso se llega a bajar de peso corporal.

Por otro lado es muy común que en los análisis de sangre se encuentre una alteración de las enzimas hepáticas, de las hormonas tiroideas e incluso de los electrolitos. Estas patologías corresponden también a otras enfermedades, sobre todo las gastrointestinales así como algunas relacionadas con el tracto genitourinario. Por eso es importante descartar que los síntomas no estén relacionados con estas y no con la hiperémesis gravídica.

No se sabe a ciencia cierta  cuál es la causa de esta enfermedad aunque hay varias teorías sobre ella. Una es debido a la hormona gonadotropina cortónica humana, donde la sintomatología de esta afección coincide cuando los índices de esta hormona están en un nivel alto. Por otro lado también es frecuente en embarazos múltiples así como en la enfermedad molar.

Es necesario tener presente que si no se trata a tiempo, esta afección puede derivar en encefalopatías por déficit de vitaminas, producir neumotórax, alteración de la función renal, lesiones esofágicas y del bazo entre otras.

¿Puede afectar al futuro bebé?

Sobre si las náuseas y los vómitos pueden llegar a tener un efecto negativo en el futuro bebé hay que decir que no, pero la hiperémesis gravídica está relacionada con el nacimiento de niños con poco peso, aunque diversos estudios revelan que no hay relación alguna con malformaciones fetales ni aspectos que tengan que ver con alteraciones del desarrollo a largo plazo.

Hay que añadir que tanto pacientes que tengan náuseas y vómitos durante la gestación como aquellas afectadas por la hiperémesis gravídica tienen un índice de abortos más bajo si se compara con las mujeres embarazadas que no tienen estos síntomas.

Las mujeres que tienen más posibilidades de sufrir esta patología son aquellas que tienen embarazo múltiple, aquellas cuya historia familiar tenga antecedentes de esta enfermedad, historia de enfermedades motoras o de migrañas entre otras.

¿Cómo se puede afrontar? Esa es una de las preguntas que muchas mujeres se han hecho y por eso es importante la prevención. Con el uso de multivitamínicos desde que se inicia el embarazo, se reduce la consulta médica por vómitos, siendo esta una forma muy buena de prevenirla, pero siempre debe consultarse con el médico la ingesta de cualquier o suplemento vitamínico.

Se recomienda evitar los estímulos sensoriales así como llevar una dieta sana, basada en porciones pequeñas y de comidas frecuentes. El facultativo incluso puede recomendar la ingesta de determinados alimentos y evitar alguno que otro.

Pero lo más importante es realizar la consulta con el médico en caso de que las náuseas y los vómitos vayan en aumento.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>