La dermatitis del pañal

dermatitis del pañal

El proceso conocido como dermatitis del pañal es más común de lo que podría llegar a pensarse. Afecta especialmente a los bebés con edades comprendidas entre los 4 y los 15 meses, sobre todo a partir del momento en el que los niños empiezan a desarrollar una ingesta regular de alimentos sólidos.

 

La dermatitis del pañal, de acuerdo con lo expuesto por la Asociación Española de Pediatría, está causada por el contacto, fricción, humedad y maceración de orina, heces y otros componentes (plásticos, cremas…) presentes en la zona de la piel del bebé cubierta por el pañal. Los factores condicionantes que más influyen en que se desencadene este proceso son la humedad, la oclusión, el poder irritativo de orina y heces o el aumento del pH en la piel de la zona del pañal.

 

Incidencia de la dermatitis del pañal

 

Desde la Asociación Española de Pediatría se afirma que, pese a que la incidencia de este problema no está determinada al 100%, se estima que entre el 7 y el 35% de los bebés sufren de dermatitis del pañal en algún momento a lo largo de la lactancia, siendo el periodo más habitual de aparición el que se comprende entre el medio año y el año. En general, estamos ante un problema que afecta tanto a niñas como a niños por igual.

 

Remedios frente al problema

 

Como hemos apuntado anteriormente, la oclusión de la zona, el roce y la humedad son algunos de los factores que más contribuyen a que este problema aparezca. En general, los expertos recomiendan que, cuando se detecte el problema, los padres utilicen pañales con gran capacidad de absorción. En general, como medida profiláctica es necesario actuar con prevención y desarrollar una higienización de la zona, procediendo al cambio de pañales regular. Asimismo, muchos dermatólogos creen que es aconsejable dejar que el niño pase algunas horas del día con el culito al aire, sin estar en contacto con sus pañales.

 

En casos más extremos (que cursen con infección por candida, por ejemplo) el especialista puede recomendar corticoides de aplicación tópica e incluso algunos antibióticos. En general, la respuesta de los pequeños al tratamiento frente a la dermatitis del pañal suele ser óptima. En todo caso, si una vez iniciado dicho tratamiento el bebé no mejorase en dos o tres días, es necesario que acuda al pediatra o médico de cabecera, de cara a estudiar si se ha podido producir un empeoramiento.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>