La disnea en el bebé

disnea

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal (o disnea) es un proceso por el que la respiración en los bebés se hace considerablemente más dificultosa. En este sentido, la disnea es bastante más habitual en los bebés prematuros.

La disnea en los bebés

La dificultad respiratoria neonatal, como te explicábamos, es más común en los bebés que nacen antes de tiempo. Su desarrollo no se ha llevado a término y, por tanto, su aparato respiratorio no está aún maduro.

También puede deberse a problemas o antecedentes de tipo genético. Además de los mencionados (antecedentes familiares, nacimiento prematuro…), podemos establecer una serie de condicionantes o factores de riesgo:

-          Diabetes de la madre.

-          Parto por cesárea.

-          Embarazo múltiple.

-          Complicaciones en el parto.

-          Catarros.

La disnea puede ser ocasional y no grave. Debes poner en marcha todos los mecanismos de alerta si se producen alguno/s de las siguientes situaciones:

-          Paradas respiratorias recurrentes u ocasionales.

-          Claras muestras de fatiga en la respiración del bebé.

-          Silbidos o ruidos al respirar.

-          Fiebre.

Síntomas de la disnea

Algunos de los síntomas de la disnea en el bebé son más evidentes que otros. Por regla general, estas son algunas de las señales a las que debes prestar especial atención:

-          Coloración azulada en la piel del bebé.

-          Aleteo nasal.

-          Respiración irregular.

-          Apnea.

En ocasiones puede presentarse aleteo nasal y alteraciones (disminución) en la frecuencia con que el bebé orina, así como en la cantidad. El especialista puede programar pruebas diversas, como la gasometría arterial o la radiografía de tórax de cara a determinar la naturaleza de la dolencia, así como su gravedad.

En el caso de los bebés dentro de grupos de riesgo (con antecedentes familiares o bebés prematuros) es necesario desarrollar un seguimiento mucho más cercano. Puede ser necesario administrar determinados medicamentos, e incluso un aporte extra de oxígeno.

Es imprescindible que acudas al especialista en el momento que detectes los primeros síntomas, de cara a poder actuar con la máxima rapidez.

La disnea en el bebé
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>