La lactancia

la lactancia

La lactancia, es decir, la alimentación de los bebés con leche proveniente del seno materno es la mejor manera de asegurar a los pequeños una fuente de nutrientes completa. Tan determinante es la importancia de la lactancia en la salud y desarrollo de los bebés que, desde UNICEF, se estima que en el mundo se podrían llegar a evitar un millón y medio de muertes de bebés con un proceso óptimo de alimentación basado en la lactancia. De acuerdo con los datos de la organización menos de cuatro de cada diez niños en todo el mundo reciben leche materna de manera exclusiva como fuente de alimento.

La Asociación Española de Pediatría (AEPED) no sólo apunta que la lactancia favorece un óptimo desarrollo del bebé (en virtud de que la leche materna cubre las necesidades nutricionales del pequeño) sino que, además, incide en el hecho de que el proceso de amamantar al bebé incrementa el vínculo y nexo afectivo de las madres y los bebés. En AEPED se indica que los niños no amamantados con leche materna tienen más riesgo de muerte súbita, padecer infecciones de tipo gastrointestinal y urinario, asma, obesidad, dermatitis atópica e incluso celiaquía. A continuación te mostramos algunas de las grandes ventajas de la lactancia, así como una serie de consejos para que ésta sea óptima.

Beneficios de la lactancia

El calostro, la primera leche materna (reconocible por su color amarillento), es muy rica en carbohidratos, grasas y anticuerpos, lo que representa una fuente de alimento ideal para el recién nacido que, en estos primeros días, realiza un mayor número de tomas de menor cantidad. Además del mencionado aporte de anticuerpos, agua, grasas y azúcares, el otro beneficio fundamental de la lactancia tiene que ver con los beneficios psicológicos que tiene para el bebé el contacto directo con su mamá.

Cosas a evitar

Hay ciertos alimentos, bebidas o hábitos que las madres tienen que proceder a tachar de su lista durante la lactancia. Para empezar, conviene reducir a menos de dos unidades diarias (cuando no suprimir) el consumo de bebidas ricas en cafeína. Por supuesto, tabacos y alcohol deben quedar suprimidos de los hábitos de la madre durante este periodo y, asimismo, se debe contar con asesoramiento especializado de cara al consumo de medicamentos, incluso de aquellos remedios naturales y, aparentemente, libres de química.

Si deseas saber más sobre el periodo de lactancia del bebé, te aconsejamos que visites la web http://www.letsfamily.es/ en la que encontrarás todo tipo de artículos y reportajes en profundidad.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>