La prueba del talón es un test pediátrico que se lleva a cabo para detectar precozmente determinadas enfermedades de nacimiento, relacionadas con el metabolismo. Como su nombre indica, se realiza a partir de unas punciones en el talón, mediante las cuales el especialista obtiene una muestra de sangre del bebé.

Además, a través de la prueba del talón, el médico puede determinar si el bebé padece problemas respiratorios, trastornos de crecimiento, defectos de tipo neurológico… no obstante, la prueba del talón se orienta a detectar, de manera más concreta, enfermedades como el hipotiroidismo congénito, la fenilcetonuria, la fibrosis quística o la hiperplasia renal congénita.

La importancia de la prueba radica en el diagnóstico precoz. Muchas de las dolencias o trastornos que se pueden diagnosticar mediante este test no presentan señales o síntomas claros. Es por esto que pueden pasar desapercibidos.

Ver artículo relacionado:  ¿Existe el sentimiento del "príncipe destronado"?

En este sentido, la gran mayoría de las afecciones que saca a la luz la prueba del talón son curables o tienen muy buen pronóstico siempre que el diagnóstico sea temprano y el tratamiento comience a las pocas horas de haber detectado el problema.

Generalmente los pediatras y especialistas recomiendan que la primera muestra tenga lugar en las 48 primeras horas tras el nacimiento del pequeño o la pequeña, y la segunda se lleve a cabo entre los 4 y los 8 días posteriores.

La lanceta con la que se toman las muestras de sangre capilar no realiza incisiones profundas. No obstante, estamos ante un test que se realiza en bebés muy pequeños, por lo que la punción puede resultar molesta y dolorosa. En este sentido, muchos pediatras y especialistas recomiendan, en la medida de lo posible, que la prueba se lleve a cabo en un momento en el que el bebé esté siendo amamantado.

Ver artículo relacionado:  Todo lo que necesitas saber sobre el colecho

En combinación con otras técnicas, tales como la espectrometría de masas, la prueba del talón en los bebés puede detectar y ayudar en el diagnóstico precoz de una gran cantidad de otras dolencias.

 

La prueba del talón en el bebé
Puntua este artículo