La psicomotricidad del bebé

La psicomotricidad es fundamental para el desarrollo de los niños, porque con los movimientos toman conciencia de su propio cuerpo y se relacionan con el mundo exterior. Durante los primeros meses de vida todo lo que fortalezca su tomo muscular y favorezca que tu bebé se mueva, es positivo para su desarrollo. Respetar su propia evolución, sin limitarle es la mejor forma de ayudar a que un bebé crezca fuerte y sano.

 

Durante los primeros meses de vida, cuando esté despierto intenta que tu bebé esté

La psicomotricidad del bebé

en espacios amplios donde pueda observar objetos de distintos colores, que se muevan y donde pueda moverse también él. No tengas miedo a dejarse en el suelo, protegiéndole con una manta del frío, para que intente desplazarse. Los fisioterapeutas siempre aconsejan esta práctica para fortalecer la espalda de los niños. Conforme vaya creciendo, ten en casa material para que vaya experimentando con distintos objetos, pelotas, cubos, carros, cajas… Coger y arrastrar todo tipo de cacharros ayudará a desarrollar su psicomotricidad.

 

Pero en esta etapa inicial en la que son tan dependientes, el tiempo de juego compartido es muy importante. Que te coja los dedos, te tire del pelo o te descubra detrás de un pañuelo le encantará. También tocar las diferentes texturas de un cuento puede estimular los movimientos de los bebés menores de un año. A partir del gateo, la cosa cambia. No tengas prisa por que tu hijo camine. Esta etapa anterior es mucho más importante. ¿Cuánto hace que no gateas? Ponte a hacerlo con él. Persíguelo por toda la casa. No dejará de reírse.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>