La verdura en la dieta de los bebés

verduras

Sanas, ricas en vitaminas y minerales… las verduras aportan una cantidad de beneficios para el desarrollo físico y mental del bebé casi infinita. Hoy queremos mostrarte una serie de consejos para ir introduciendo las verduras en la dieta del bebé y, asimismo, para que puedas jugar con aquellas que tienden a ser más aceptadas de primeras.

Las verduras en la dieta del bebé

Has de elegir aquellas verduras adecuadas para cada edad, así como cocinar las hortalizas en su punto justo, de manera que no pierdan sus propiedades. Recuerda, por ejemplo, que verduras como acelgas y espinacas (en general, las hortalizas de hoja verde) no son aconsejables antes del primer año, ya que son muy ricas en nitratos, que pueden causar cianosis.

Entre las primeras verduras y hortalizas que puedes incorporar a la dieta del bebé se encuentran:

-          Judías verdes.

-          Calabacín.

-          Zanahoria.

-          Puerro.

-          Calabaza.

-          Patata.

Otras verduras como la coliflor, el brécol o la col, sin ser dañinas, no son adecuadas para las primeras papillas del bebé. En este sentido, estamos ante alimentos relativamente indigestos y que tienden a producir bastantes gases. Por otro lado, tienen un sabor intenso que puede provocar rechazo en el bebé.

Podemos decir que las mencionadas en primer lugar (patata, zanahoria…) son hortalizas que se pueden incorporar a la dieta de un bebé de seis meses. Hacia los siete u ocho meses puedes ir incorporando el tomate o la coliflor y, cuando supere el año de edad, aportar otras hortalizas como las coles, las espinacas, las acelgas, el espárrago o la remolacha.

A la hora de preparar las verduras y hortalizas para la papilla del bebé, has de elegir las que estén más frescas y lavarlas de manera concienzuda, quitándoles la piel si es necesario, para eliminar cualquier rastro de tierra, insectos o químicos.

Intenta no excederte en el tiempo de cocción, ya que cuanto más cocinada se presente una verdura, más posibilidades existen de que pierda gran parte de sus propiedades. Un truco que puede ayudar a que tu bebé acepte mejor el primer puré de verduras es añadir una pequeña cucharadita de aceite de oliva al mismo, una vez triturado. Esto hará que el sabor y la textura le resulte mucho más agradable.

La verdura en la dieta de los bebés
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>