Los cítricos en el bebé

Los cítricos en el bebé

Los cítricos, especialmente la naranja y la mandarina, son habituales entre las frutas que se incorporan a la dieta complementaria de los bebés. Sin embargo, es necesario saber cuándo ir introduciéndolas en la alimentación de los pequeños, de cara a no provocar rechazos en las/los peques.

Los cítricos en la dieta de los bebés

Al contrario que cítricos más ácidos, como el limón o el pomelo, la naranja y la mandarina son bien aceptadas por regla general por los bebés. En general, los especialistas creen aconsejable que naranjas, limas, mandarinas, pomelos o limones no se incorporen a la dieta de los bebés antes del año.

Esto es porque los cítricos son frutas que, potencialmente, pueden provocar alergias y, en este sentido, es recomendable esperar a que el niño/a haya crecido un poco. Del mismo modo, los cítricos pueden provocar acidez o reflujo gástrico, por lo que es aconsejable esperar a dárselos al bebé cuando éste ya tenga su aparato digestivo más desarrollado.

Ventajas de los cítricos para el bebé

Los cítricos en la dieta del bebé aportan muchas cosas, especialmente en las épocas de frío, en las que las defensas de los pequeños/as descienden de manera considerable. En este sentido, el contenido en Vitamina C de naranjas o mandarinas las hace frutas muy beneficiosas a la hora de prevenir catarros y constipados.

Además, su gran aporte de fibra es perfecto para prevenir o solucionar posibles problemas de estreñimiento en el bebé. En esta línea, los cítricos favorecen el desarrollo y consistencia de los huesos, además de permitir la absorción del hierro en el organismo.

También son muy conocidas las propiedades de los cítricos como antioxidantes naturales.

Alternativas a los cítricos como fuente de Vitamina C

Existe la creencia de que los cítricos son las fuentes de vitamina C por excelencia. Siendo en parte cierto esto, no es del todo exacto. Has de tener en cuenta que hay otras frutas que pueden proporcionar a tu bebé aún más vitamina C. Nos referimos, por ejemplo, a los kiwis o las fresas. Si tu pequeño/a no termina de ser un ‘apasionado’ de las naranjas o los pomelos, aquí tienes un par de alternativas más que interesantes.

Los cítricos en el bebé
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>