Cómo esterilizar el biberón del bebé

esterilizar el biberón del bebé

A la hora de darle de comer al bebé hemos de ser especialmente cuidadosos. El pequeño o la pequeña aún no han desarrollado su sistema inmune en plenitud, por lo que se hace preciso esterilizar el biberón de manera que garanticemos que ningún agente externo potencialmente nocivo afecte a nuestra hija o hijo. Hoy te queremos mostrar cómo hacerlo.

 

¿Por qué esterilizar el biberón del bebé?

 

Realmente no hay una norma grabada en piedra acerca del plazo durante el cual se debe esterilizar (además de limpiar) el biberón del bebé. Lo cierto es que la mayoría de los expertos coinciden en que nunca se debería dejar de realizar este proceso antes de que el pequeño o la pequeña cumplan los seis meses de edad.

 

Preparando el biberón

 

Esterilización sin higiene no sirve de nada. Queremos decir que, por mucho que procedas a esterilizar el recipiente, tienes que asegurarte de haberlo limpiado previamente de manera concienzuda. En efecto, antes de proceder a llevar a cabo el proceso de esterilización tienes que limpiarlo con agua y jabón (también la tetina de goma), asegurándote de que no quedan rastros de leche. Por eso, a la hora de limpiar el biberón, es ideal que lo hagas después de cada toma, para evitar que los residuos de leche se solidifiquen.

 

Manos a la obra

 

Una vez que hayas limpiado el biberón, a mano o en el lavavajillas, y te hayas asegurado de que no queden restos, puedes esterilizar el biberón en frío o en caliente. En frío, puedes emplear pastillas esterilizadoras (de venta en farmacias) diluidas en agua y dejar que actúen sobre el biberón el tiempo que recomiende el fabricante. En caliente, deberás calentar un cazo u olla de agua hasta el punto de ebullición y dejar que el biberón se vaya esterilizando durante unos 10 o 15 minutos. Asimismo, en el mercado existen un buen número de esterilizadores eléctricos, ideales también para llevarlos contigo si te vas de viaje.

 

Es importante que guardes el biberón en una bolsa o recipiente hermético y limpio hasta la siguiente toma. También deberás proveerte de, al menos, tres biberones diferentes para poder alternar uno y otro entre toma y toma.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>