Consejos para viajar con bebés

consejos para viajar con bebés

Viajar, conocer nuevos lugares o realizar escapadas, por breves o cercanas que sean, es uno de los grandes placeres de esta vida. Tras los meses del embarazo en los que, por razones obvias, nuestra ‘movilidad’ (en el más amplio sentido del término) se ve sensiblemente reducida, escapar se convierte en una necesidad para la higiene mental. Aquí te damos una serie de consejos para viajar con bebés, de manera que los más pequeñitos de la casa vayan seguros y disfruten, tanto como los mayores, del enorme encanto de visitar paisajes, lugares y ciudades por vez primera.

 

Viajes en avión

 

Especialmente para los bebés menores de un año, el avión puede resultar un medio de transporte bastante estresante. Los cambios de presión por la altura o el confinamiento pueden hacer que tu hijo o hija estén más irritables o nerviosos de lo normal. En el blog del portal de viajes edreams ( http://blog.edreams.es/consejos-para-volar-en-avion-con-bebes-de-0-a-12-meses/ ) se nos aconseja, por ejemplo, que las mantitas o ropa del bebé estén impregnadas de olores que les resulten familiares, que viajemos de noche en la medida de lo posible (para amoldarnos a sus horas de sueño) y que procedamos a amamantarlos o darles el biberón coincidiendo con el aterrizaje o despegue (así se evita la incómoda presión en los sensibles oídos del bebé).

 

Viajar en coche con bebés

 

Obviamente, a la hora de viajar en coche con bebés, debes disponer de sillas de seguridad reglamentarias y perfectamente fijadas. Una vez hecha esta consideración, te recomendamos que, siempre que planifiques un viaje con bebés, cuentes con un margen extra. Queremos decir que, si quieres llegar a una hora determinada desde el punto ‘A’ al punto ‘B’ y ese trayecto te lleva, digamos, tres horas, inicia tu viaje cuatro o cuatro horas y media antes. Al viajar con niños siempre es necesario hacer alguna parada más de las planificadas.

 

Además de un botiquín y una neverita para sus biberones, procura llevar siempre juguetes que pueda coger fácilmente a lo largo del viaje (mordedores, sonajeros, …) y que le ayuden a estar entretenido. Por regla general, siempre en la medida de lo posible, es ideal que el viaje comience cuando el pequeño ya haya comido, lo que contribuye a que se relaje y duerma durante el trayecto. Asimismo, tanto antes de ponerte en ruta como después de cada parada, asegúrate de que el coche no se ha sobrecalentado y, paralelamente, procura que tu bebé se hidrate convenientemente en todo momento.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>