Hipocalcemia en el bebé

hipocalcemia

La hipocalcemia en los bebés no es otra cosa que unos bajos niveles de calcio registrados en sangre. Unos bajos niveles de calcio pueden provocar serios problemas en el desarrollo del pequeño o la pequeña. Normalmente asociamos el calcio a los huesos, prácticamente en exclusiva. Sin embargo, su papel es muy importante en el buen funcionamiento de los músculos, el sistema nervioso o el corazón.

La hipocalcemia en los bebés

Los bajos niveles de calcio en los bebés no tienen por qué sucederle a un bebé enfermo. En ocasiones, las alteraciones y fluctuaciones en los niveles de calcio le ocurren a niñas/os perfectamente saludables.

Los recién nacidos, especialmente los prematuros, pueden presentar este problema con una mayor frecuencia. Otras causas que los expertos citan como origen de la hipocalcemia son:

-          Medicamentos.

-          Carencia de oxígeno.

-          Madres con hipotiroidismo o diabetes.

-          Infecciones.

-          Malabsorción.

-          Déficit materno de Vitamina D.

-          Estrés provocado por una dolencia grave.

Los expertos insisten en que hay enfermedades raras o poco comunes que pueden derivar en este problema, tales como el síndrome de DiGeorge o la presencia de glándulas paratiroideas cuya actividad está sensiblemente por debajo de lo normal.

Síntomas de la hipocalcemia en el bebé

Al igual que con un buen número de enfermedades, dolencias o situaciones de salud anómalas en los bebés, los bajos niveles de calcio en sangre en ocasiones pasan desapercibidos, ya que tienden a ser asintomáticos.

Cuando la hipocalcemia se presenta con síntomas, estos suelen ser agitación, pequeños espasmos, irritabilidad, hipotensión, bajo ritmo cardiaco, somnolencia excesiva. Generalmente el diagnóstico se produce de manera ‘casual’, tras un análisis de sangre programado, en el que el pediatra detecta que el contenido de calcio en la sangre de la pequeña/o no se encuentra en los niveles óptimos.

Estas alteraciones pueden estabilizarse solas, si bien en ocasiones los bebés puede que necesiten recibir aportes extra de calcio. En todo caso, el problema no suele continuar a largo plazo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>