La escarlatina en el bebé

escarlatina en el bebé

La escarlatina es una fiebre que está provocada por estreptococos. Lejos de ser una enfermedad seria (como sí fue en otro tiempo), hoy en día la escarlatina es tratable y curable de manera sencilla.

Hoy vamos a hablarte de los pormenores de esta enfermedad.

¿Qué es la escarlatina?

Como te decíamos, esta condición febril está motivada por estreptococos, que provocan una erupción rojiza (de ahí el nombre) en la piel del bebé. Podemos hablar de dos fases en el desarrollo de la enfermedad.

-          Primera: Comienza con una fiebre relativamente alta, dolor de garganta, nauseas, decaimiento general y malestar general.

-          Segunda: Caracterizada por la aparición del sarpullido rojizo tan propio de la escarlatina.

Cuello y rostro son las partes del bebé en las que aparece en primer lugar la escarlatina, para irse extendiendo posteriormente por todo el cuerpo. Estas ronchas en el cuerpo del bebé son rugosas al tacto, con pequeños granos. Por regla general, con tratamiento el sarpullido no suele durar más de 7 u 8 días desde que se manifiesta. En general, la escarlatina es más habitual cuando las niñas y niños tienen más de cinco años, si bien no es una enfermedad rara en bebés.

Síntomas de la escarlatina

Como te decíamos, la escarlatina en el bebé tiene en el sarpullido rojizo su síntoma más característico, si bien éste se da ya en la segunda fase del desarrollo de la enfermedad. Normalmente, apenas pasan 24 o 48 horas desde que se contrae la enfermedad y los primeros signos empiezan a hacerse notar. En esta línea, otras señales de la enfermedad son las siguientes:

-          Fiebre y escalofríos.

-          Malestar general y dolor abdominal.

-          Dolor de garganta.

-          Enrojecimiento de la lengua.

-          Vómitos.

-          Inflamación de los ganglios.

-          Dolor de cabeza.

Tratamiento de la escarlatina

En su primera fase, antes de que aparezca el sarpullido, la escarlatina coincide sintomáticamente con otras muchas enfermedades del bebé. Por eso es necesario a acudir al pediatra de cara a examinar los signos de la enfermedad y determinar si estamos ante esta infección.

Una vez confirmada la enfermedad, el pediatra comenzará un tratamiento antibiótico que debería hacer mejorar de manera muy rápida los síntomas. Pese a que el pronóstico es bueno, el sarpullido de la escarlatina puede acompañar al bebé hasta 15 días.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>