Tejidos para los bebés con piel atópica

tejidos para los bebés con piel atópica

La piel atópica o dermatitis atópica, es un problema al que tienen que enfrentarse muchos bebés. Se trata de una inflamación, enrojecimiento y descamación de la piel, similar a la que se produce en otros procesos de alergia. Su incidencia es mayor en bebés, que pueden presentarla incluso de los tres a los seis meses de vida, y suele superarse a medida que el pequeño o la pequeña crecen.

 

Los especialistas pueden aconsejar a los papás que apliquen cremas de esteroides y antihistamínicos o jabones específicos. En este caso, es muy importante que en las prendas y ropita de cama de los bebés se haga un cuidadoso estudio de las telas y géneros más recomendables.

 

A la hora de hacernos con prendas y tejidos para los bebés con piel atópica, es necesario, en primer lugar, que desechemos algunas como la lana, al menos durante los meses en los que el pequeño o la pequeña se encuentren en la fase álgida de esta afección. Y es que este material puede resultar demasiado áspero y tener resultados urticantes en una piel excesivamente sensibilizada.

 

Fibras sintéticas como el poliéster pueden, asimismo, empeorar la situación y los picores que experimentan los bebés. En general, lo que podemos hacer es apostar, en los periodos más virulentos de la dermatitis atópica, por comprar ropa de algodón puro. Este tejido natural garantiza la suavidad, flexibilidad y calidez que la piel del bebé precisa.

 

Puede que ocasionalmente notes, aunque hayas comprado tejidos recomendados para bebés con piel atópica, que la piel del pequeño o la pequeña se irrita en contacto con esas prendas. Puede que la causa de esto se encuentre en la manera en la que lavas la ropita. En este sentido, es aconsejable que a la hora de meter en la lavadora las prendas del bebé no utilices ninguna clase de suavizante. Muchos especialistas recomiendan, además, que una vez realizado el primer lavado empleando jabón para la ropa, se realice un segundo sólo con agua, que libre las prendas de posibles residuos o químicos irritantes para la piel.

 

Asimismo, es importante que en el contacto con la piel del pequeño, otras telas como las de sus mantitas, colchas o toallas sean también de algodón. En este último caso, las toallas, es imprescindible que a la hora de secar a tu pequeño tras el baño, no frotes su piel. Esto, aunque uses tejidos recomendados, puede contribuir a irritarla. Trata de ir secando suavemente cada zona del cuerpo de la pequeña o pequeño por contacto, sin frotar.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>