Ventajas y desventajas del porteo

porteo

Nos encontramos inmersos en la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, que se desarrolla desde hoy y hasta el 10 de octubre. En una época tan señalada surge, con bastante frecuencia, el debate en torno a los pros y contras del porteo.

Esta manera de llevar a los bebés tiene defensores y detractores. Sin embargo, como cualquier práctica que desarrollemos en esta vida, el porteo no es ni bueno ni malo en esencia o grados absolutos. Queremos decir que el equilibrio está en la justa medida.

Ventajas del porteo

Como te decíamos, las ventajas del porteo pasan a ser desventajas cuando se produce un abuso y viceversa. En este sentido, vamos a hablarte de las cosas buenas y malas que tiene esta manera de llevar a tu bebé.

Tranquilidad

Está claro que el contacto directo del cuerpo del bebé con el nuestro redunda en una mayor tranquilidad para el pequeño o la pequeña. Nuestra respiración, el calor de la piel y el latido de nuestro corazón ayudan a que lloren menos y se duerman con más facilidad.

Beneficios posturales

Los especialistas suelen decir que, bien practicado, el porteo plantea ventajas posturales para el bebé, tales como evitar la temida displasia de cadera (desplazamiento hacia afuera de la cabeza del fémur).

Apego y desarrollo

La posición y el movimiento controlado que posibilita el porteo ayuda a que los bebés vayan desarrollando un mayor equilibrio. Asimismo, ese contacto directo con papá y mamá hace que se regulen, de manera natural, tanto su temperatura como su ritmo cardíaco.

Por supuesto, esa cercanía mejora también el apego con los padres.

Para la mamá

El contacto con el bebé favorece en la mamá la producción de oxitocina y prolactina. Estas dos hormonas resultan esenciales para la lactancia. Asimismo, mantener unos niveles correctos de oxitocina aleja el riesgo de la depresión postparto.

Desventajas del porteo

Las desventajas del porteo tienen más que ver con el abuso del mismo (o con un porteo desarrollado de manera incorrecta) que con que éste sea poco beneficioso.

Problemas respiratorios

Apretar demasiado al niño en el fular o impedir que circule el aire suficiente entre nuestro cuerpo y el suyo puede generar problemas respiratorios en el bebé. Has de tener mucho cuidado en que la tensión del portabebés sea la indicada.

Postura incorrecta

Una mala postura en el portabebés (cabeza demasiado pegada al pecho o demasiado hacia atrás), puede ocasionar lesiones cervicales al bebé, e incluso problemas más serios.

Para los papás

Llega un momento en el que nuestro bebé se hace demasiado grande para el porteo. Cuando éste supere los 20 kilos es recomendable que, tanto las mamás como los papás, vayan pensando en renunciar a esta manera de llevar a los bebés.

En próximas entradas de Joven Bebé te hablaremos, precisamente, de las maneras correctas de desarrollar el porteo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>