En Jovenbebé ya te hemos contado en anteriores ocasiones cómo afectan los animales a la salud del bebé. Los animales domésticos ayudan a los niños a desarrollar una sensibilidad especial, si bien es necesario consultar con el pediatra antes de meter en casa una mascota, pues su pelo (fundamentalmente) puede hacer que tu hija o hijo desarrollen problemas de alergia.

Si no existe ningún impedimento sanitario y ya te has decidido a meter un animal en casa, los perros siempre suelen ser la primera opción. Hoy queremos mostrarte cuáles son los perros más adecuados para convivir con bebés, por su propia personalidad o cualidades.

Alaskan Malamute

Este perro, originario del ártico, es el clásico que nos imaginamos tirando de un trineo. Pese a su personalidad independiente, estamos ante un animal muy afectuoso y cariñoso. Su carácter afable y juguetón es perfecto para la convivencia con los niños.

Beagle

El Beagle, además de ser un perro que se adapta a la perfección a la vida doméstica, es un perrito muy inteligente, afable e intuitivo, que percibe perfectamente los estados de ánimo de sus dueños y, por tanto, es muy receptivo. Ideal para la interacción con los más pequeños de la casa.

Ver artículo relacionado:  ¿Qué es el baby-lead weaning?

Golden Retriever

Por sus orígenes como perro de caza, estamos ante una raza que se adapta mejor a las viviendas que cuentan con una parcela o jardín en la que poder explayarse a sus anchas. Tienen una personalidad amigable, bonachona y confiada con todos los miembros de la familia y, por lo tanto, son los perfectos compañeros de juegos de los niños.

San Bernardo

El guardián de los montañeros es una perfecta ‘niñera canina’. Su gran tamaño e imponente físico no debe llevarnos a engaños. Todo lo que el San Bernardo tiene de grandote lo tiene de apacible. Es un perro muy protector, especialmente con los niños.

Bobtail

El Bobtail se empleaba en la campiña inglesa como perro pastor por lo que, por pura ‘deformación profesional’ (permitidnos la broma) necesita largas y frecuentes caminatas. Estamos ante un perro que es dócil, de personalidad tranquila y estable, ideal para interactuar con niños pequeños.

Ver artículo relacionado:  Los nombres de bebé más populares

Schnauzer y Cocker Spaniel

El perfecto perrito de compañía para bebés y niños que viven en pisos de ciudad, sin mucho espacio. El Schnauzer es un perro simpático y al que le encanta jugar. Sin embargo, no necesita un espacio muy amplio. En esta línea, el Cocker Spaniel también es recomendable para pisos pequeños urbanos, a condición de que se le saque a pasear habitualmente.

Los mejores perros para convivir con bebés
Puntua este artículo