El bebé de 1 mes

el bebé de 1 mes

El bebé de 1 mes todavía está, como quien dice, “aterrizando” en este mundo. Su grado de autonomía es prácticamente inexistente y depende de mamá y papá para prácticamente cualquier actividad que tenga que desarrollar. Asimismo, su cuerpecito aún se está desarrollando y su nivel de defensas no está plenamente formado. Es necesario que sigas una serie de consejos durante esta fascinante etapa de conocimiento de esta nueva vida en casa.

 

El ambiente en casa

 

Ten en cuenta que el pequeño se ha pasado meses en un entorno controlado, de absoluta paz y descanso. Con el alumbramiento tiene que enfrentarse a la vida en un escenario totalmente diferente y, aunque no lo parezca, esto puede suponer un verdadero shock. Es importante que el ambiente en casa trate de asemejarse lo más posible a las sensaciones que el pequeño experimentaba en el vientre. Apuesta por que su habitación cuente con una luz tenue y cálida y que el bebé se sienta calentito, pero sin agobios, a unos 20 grados de temperatura y con una buena ventilación y niveles de humedad. Asimismo, es importante que el bebé de un mes experimente un contacto directo con la piel de la mamá.

 

En este sentido, lo que se conoce como el llanto primario agudo se refiere a un lloro inconsolable que no tiene causa aparente (hambre, gases, sueño…). Se cree que se debe a una sobre-estimulación sensorial (temperatura, luz, sonidos, movimientos…) que se puede mitigar con el contacto directo con la madre y con la creación de un ambiente lo más calmado posible.

 

La cercanía con la mamá ayudará a que el pequeño o la pequeña se calme y refuerce sus vínculos de confianza y cercanía con la madre. A la hora de dormir al pequeño, la mejor postura es de lado o boca arriba.

La alimentación

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva como la manera ideal de alimentar a los bebés hasta los seis meses. La alimentación del bebé de 1 mes tiene que realizarse cuando éste lo pida. Es importante que el bebé se familiarice con el pecho de la madre en las siguientes horas al parto, de manera que el instinto le ayude a completar el proceso de alimentación.

 

Por regla general, los expertos estiman que los bebés alimentados con leche materna precisan hacerlo cada una o tres horas (de 2 a 4 para los pequeños que toman leche maternizada). En este sentido, se considera que seis pañales mojados al día son buena “señal” de que el bebé está tomando la cantidad necesaria de leche.

Desarrollo del bebé de un mes

 

Es normal que el bebé pierda cerca del 10% de su peso en los primeros días posteriores al parto por cuestiones meramente fisiológicas, algo que es perfectamente normal, aunque en la primera semana posterior al comienzo de la alimentación con leche materna es necesario que se visite enfermería y al especialista para que se controle el crecimiento del pequeño. Poco a poco los papás verán como empieza a ganar del orden de unos 150-200 gramos semanales. También es necesario que tengas en cuenta que los bebés que se alimentan de leche maternizada cogen más peso (y más rápidamente) que aquellos pequeños que toman leche materna.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>