Hoy te hablamos del bebé de 10 meses. Tras más de 300 días a tu lado, el pequeño o la pequeña ya están plenamente acomodados a la vida en el hogar. En este sentido, ya no sólo muestran apego y confianza por papá y mamá, sino también por sus familiares más cercanos. En Jovenbebe te mostramos las características más importantes de esta fase.

Desarrollo físico del bebé de 10 meses

El bebé, a los 10 meses ya está casi totalmente desarrollado. Según los expertos y pediatras, su peso en esta fase debería ser de aproximadamente 9 kilos 200 gramos, en el caso de los niños, y 8 kilos y medio en el de las niñas. En cuanto a la talla, los niños a los 10 meses se estima que tendrían que medir unos 73,3 centímetros, 71,5 en el caso de las niñas. Su desarrollo muscular es cada vez mayor. De hecho, en esta época a tu pequeño le gustará ‘probarse’ cada vez más en cuanto a su fuerza y las posibilidades que le ofrecen sus extremidades. En este sentido, no te extrañes si se pasa el día tirando sus juguetes de un lado al otro.

Ver artículo relacionado:  El bebé de 7 meses

Movilidad a los 10 meses

Como te decíamos anteriormente, en esta fase la pequeña o el pequeño están intentando probarse continuamente. No sólo su fuerza, sino también las posibilidades de movilidad que le ofrecen sus bracitos y piernecitas. En este sentido, el bebé de 10 meses ya puede ponerse en pie y mantenerse en esta posición durante largo rato, eso sí, apoyándose en superficies de alrededor. Sin embargo, todavía tendrás que prestarle cierta ayuda a la hora de que pueda sentarse.

Las primeras palabras

Aunque todos los bebés son diferentes y unos tardan más que otros, los 10 meses suelen marcar, de media, la fase en la que el bebé dice sus primeras palabras. Desde la Office of Child Development de la Universidad de Pittsburgh se afirma que no es hasta los 12 meses cuando el pequeño podrá hacer ciertas frases con sentido. Esta institución señala que, según diversos estudios, entre los 12 y los 18 meses un bebé estándar aprende una media de una o dos palabras cada mes.

Ver artículo relacionado:  El bebé de 12 meses

Los especialistas dan mucha importancia a que los padres hablen y respondan al pequeño. Sin embargo, no deben presionarle ni preocuparse si tarda algo más en hablar. Al fin y al cabo, el desarrollo del lenguaje es tan individual como el de la propia personalidad.

El bebé de 10 meses
Puntua este artículo