El bebé de 6 meses

El bebé de 6 meses

El bebé de 6 meses ya es consciente del entorno que le rodea. Comienza a identificar plenamente a las personas que interactúan con él y es mucho más seguro en sus movimientos. Asimismo, es bastante probable que este mes marque el momento en el que al pequeño o la pequeña le sale su primer diente.

 

El pequeño de seis meses ya es capaz de sujetar el bibe con cierta soltura, así como de estirar sus bracitos para ser cogido en brazos por papá y mamá. Asimismo, su visión ya está casi formada, aunque puede que todavía le cueste seguir ciertos movimientos rápidos con sus ojitos. Asimismo, es capaz de darse la vuelta si está boca abajo y de erguirse sobre sus dos manitas. También puede mantenerse sentado, si cuenta con una base de apoyo. Sus manos ya son capaces de comenzar a agarrar con fuerza diferentes objetos, así como a pasárselos de mano a mano.

 

A la hora de acostarle, es importante que recuerdes la importancia de mantener un cierto ritual que le conduzcan al sueño: baño-cena-pijama-cama.

 

La alimentación del bebé de 6 meses

 

A los seis meses tiene lugar uno de los pequeños ‘hitos’ del desarrollo del pequeño. Y es que el medio año transcurrido desde su nacimiento marca el final del periodo que la Organización Mundial de la Salud y la mayoría de los expertos marcan para la lactancia exclusiva. Desde ahora y hasta los 18-24 meses de vida comienza un periodo determinado por la lactancia complementaria, en la que se empiezan a introducir en la dieta del bebé, poco a poco y de manera progresiva.

 

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria recomienda a los padres que las tomas de nuevos alimentos sean, al menos durante los primeros sesenta días tras el final de la lactancia exclusiva, de dos al día. El bebé de 6 meses se acostumbra así, poco a poco, a nuevas texturas, sabores y olores. Las papillas y frutas como la manzana, el plátano o la pera se van a ir haciendo más habituales en el día a día del pequeño a partir de los seis meses.

 

Comunicación

 

Los bebés de 6 meses de edad comienzan a responder y girarse cuando un adulto se dirige a ellos y, asimismo, a responder con ruiditos en primarios intentos de establecer una comunicación. Es necesario, para que el niño se acostumbre, que dejes que se habitúe a las voces de otras personas.

 

 

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>