Muget, la candidiasis bucal en los bebés

muget

El muget o candidiasis bucal es una infección de la lengua y la boca provocada por un hongo llamado Candida albicans. Es un problema muy común en los bebés, especialmente en recién nacidos y hasta los seis meses. Se puede transmitir entre una madre y un bebé durante la lactancia. Te presentamos las causas, los síntomas y el tratamiento del muget en este artículo.

Causas del muget bucal:

El muget es un problema habitual en los bebés, aunque puede contraerse a lo largo de toda la infancia. Su manifestación más habitual es la aparición de una capa blanquecina espesa que cubre la lengua (en ocasiones también el paladar, las encías y la cara interna de las mejillas) parecida al yogur. A pesar de su aspecto no es una infección grave pero si muy contagiosa.

La candidiosis bucal ocurre, como ya hemos apuntado, por una proliferación excesiva del hongo Candida albicans en la boca del bebé. Estos no tienen aún el sistema inmunitario completamente formado, lo que facilita la multiplicación exagerada de hongos levaduriformes.

El muget aparece a menudo cuando la madre o el bebé han tomado antibióticos. Estos pueden destruir las bacterias “buenas” y permitir que los hongos proliferen. Los bebés también pueden contraer una candidiosis en la zona del pañal. Estos hongos pueden ingresar en las heces del bebé y causar dermatitis del pañal.

Otra de las posibles vías de transmisión, es durante el parto cuando la madre tiene candidiasis vaginal.

Síntomas del muget:

Los síntomas de la candidiosis en el bebé son:

-          Llagas blancas y aterciopeladas en la boca y la lengua que cuando se limpian pueden causar un pequeño sangrado.

-          Cambios en el estado anímico. El bebé está más irritable que de costumbre.

-          No quiere comer debido al dolor.

-          Alteración del sueño.

-          Dermatitis del pañal.

Tratamiento del muget:

El pediatra puede recetar un medicamento antifúngico -Miconazol o Nistatina- tópica para aplicar sobre las infecciones con una gasa estéril o bastoncillo. El tratamiento suele durar unos 10 días

No es necesario que interrumpas la lactancia, pero asegúrate de ser muy cuidadosa con el lavado del pecho antes y después de cada toma y secarlo muy bien. Tu médico podría aconsejarte aplicar en los pezones el mismo antifúngico indicado para tu hijo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>