Por qué no se debe tapar el cochecito con un bebé dentro

por-que-no tapar-la-silla-con-el-bebe-dentro

Durante los meses de verano muchas mamás y papás cubren la capota del cochecito bebé cuando éste se encuentra dentro. El error es pensar que el hecho de colocar una toalla o una pequeña sábana les resultará beneficioso para que no pasen calor y protegerles del sol.

Aunque las intenciones son buenas, los resultados no lo son porque puede generarse un notable aumento de temperatura en el interior del cochecito, lo que es muy negativo para la salud del bebé.

La temperatura puede subir notablemente

Se han llevado a cabo diferentes investigaciones en las que con tan solo tener tapado durante 30 minutos el cochecito, la temperatura pasaba desde 22 a 34 grados. Una media hora más y ésta aumentaba hasta los 37 grados, convirtiéndose en un serio peligro para la salud del bebé. Lo peor de todo es que al estar tapado, los progenitores no ven al bebé y éste no puede avisarles de lo que está sucediendo.

Los pequeños cuentan con un equilibrio fisiológico mucho más débil que el que tenemos los adultos y no gestionan bien la temperatura corporal ni los cambios bruscos de temperatura. Por eso es lógico que sufran más en estas situaciones y sean más propensos a pasar por un golpe de calor o una deshidratación.

Es muy importante evitar salir con el bebé cuando hace mucho calor o en las horas centrales del día, que es cuando más inciden los rayos del sol. En caso de salir, lo más recomendable es ir por la sombra así como utilizar una sombrilla para evitar que al bebé le dé el sol de lleno, así podrá refrescarse con el aire al no ir cubierto por nada.

Asimismo se recomienda darle suficiente agua a sorbitos para que esté correctamente hidratado. Si es posible, cuando se esté en la calle, hay que circular por zonas arboladas que suelen estar más frescas que cualquier otro lado y si tiene más de seis meses, hay que aplicarle un protector solar específico para bebés, pero que sea de calidad.

No hay que olvidarse de poner ropa ligera al bebé en los días de más sol, con lo que podrá ir más fresco en esos momentos en los que el calor es más intenso, aunque lo recomendable es esperar a que el sol esté menos fuerte.

Parecen pequeños detalles, pero en ellos, como en la mayoría de los casos, está lo importante. Por eso no hay que dejar de tenerlos presentes para evitar así poner en peligro la salud del bebé.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>