Problemas respiratorios en bebés prematuros

problemas respiratorios en bebés prematuros

Los problemas respiratorios en bebés prematuros y la dificultad para desarrollar una respiración regular son relativamente habituales. Bebé prematuro, de acuerdo con las estimaciones de los expertos, es todo aquel pequeño que nace antes de las 37 semanas de gestación.

 

Tener problemas de respiración y dificultades para mantener una temperatura corporal adecuada son, de hecho, los problemas más habituales que suelen presentar los pequeños nacidos antes de las 37 semanas de gestación. No tenemos por qué estar ante un problema grave si se trata de inmediato y se desarrolla un seguimiento eficaz.

 

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal suele venir producido por la ausencia de la sustancia denominada surfactante pulmonar, una combinación de lípidos y proteínas que evita o alivia la tensión que se produce en los alvéolos pulmonares. Esta sustancia aparece en pulmones totalmente formados, por lo que es bastante habitual que los bebés prematuros sean más susceptibles de experimentar este tipo de problemas.

 

Los problemas de respiración en bebés también pueden deberse a antecedentes familiares inmediatos, madres con diabetes, partos por cesárea o inducción al parto antes de que el pequeño o la pequeña esté totalmente desarrollado o desarrollada, embarazos múltiples, problemas durante el parto… ciertos estudios determinan que los bebés nacidos por cesárea llegan a presentar hasta una tercera parte más de posibilidades de experimentar problemas de tipo respiratorio.

 

Síntomas

 

Hay una serie de indicios que nos pueden mostrar que nuestro bebé está experimentando problemas a la hora de desarrollar una respiración regular. Normalmente, la aparición de éstos síntomas suele darse inmediatamente después del alumbramiento. El color amoratado o ligeramente azulado en la piel del bebé, breves episodios de interrupción de la respiración, ronquidos y ruidos al respirar, respiración agitada y de ritmo acelerado o realizar movimientos inusuales a la hora de respirar son algunos de los signos que deben servirnos de alerta.

 

La gasometría o la radiografía de tórax son las pruebas más habituales que llevan a cabo los especialistas a la hora de detectar los problemas respiratorios en bebés prematuros. El doctor a cargo de tu pequeño estudiará el tratamiento más adecuado, que puede incluir la administración de tensioactivos, oxígeno o, en casos más extremos, respiradores.

 

Siempre que necesites saber más cosas acerca de los problemas de respiración y otro tipo asociados a los bebés prematuros puedes acudir a Letsfamily. En esta web hay un gran número de reportajes sobre el cuidado de los bebés nacidos antes del término de su embarazo.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>