Cómo elegir el calzado del bebé

Cómo elegir el calzado del bebé

Elegir el calzado de tu bebé es una tarea compleja, en la medida que lo es comprar cualquier parte de su vestuario. En sus primeros meses de vida, tu pequeño ‘quema etapas’ en su crecimiento de manera rapidísima, y lo que hoy le quedaba holgado puede estarle pequeño la semana que viene. Para empezar, las primeras consideraciones deben ser que la tela y material del que se elabora el zapato permita la transpiración, sea cómodo y lo suficientemente holgado como para que se amolde al crecimiento del pie del bebé en sus primeras semanas.

 

En cuanto a la forma del zapato, te aconsejamos que siempre apuestes por calzado de punta redondeada o cuadrada, de manera que no se produzca una excesiva presión sobre sus deditos que pueda deformarlos. En la zona del talón y el empeine se debe aportar la suficiente sujeción, sin que se aprisione en demasía al pie del bebé. Asimismo, la horma tiene que ser prácticamente recta, de modo que, si miras los zapatos, ésta sea imperceptible y no puedas diferenciar fácilmente el zapato derecho del izquierdo.

 

Tienes que tener en cuenta que los bebés es habitual que suden más que los adultos, llegando en algunos casos a padecer de hiperhidrosis, lo que hace que tengamos que buscar el equilibrio, hablando del calzado, entre sujeción y firmeza y holgura. En este sentido, no es recomendable ni comprar zapatos de una talla mucho mayor a la del pequeño (bastan entre 0,7 y 1,5 centímetros de espacio entre la puntera y el dedo más largo) ni, al menos durante los primeros meses, ni hacerse con botitas altas, ya que estas impiden un correcto desarrollo de los tobillos y pueden causar deficiencias circulatorias en las piernas de tu hija o hijo.

 

Lo mejor, en cuanto al modo de abrochar el zapato, son las tiras de velcro, ya que favorecen una sujeción adaptable y, además, al realizarse encima del empeine del pie, se puede sujetar en mayor medida sin presionar en exceso las extremidades del pequeño.

 

Recuerda que siempre tienes que probarle los zapatos a tu bebé con los calcetines puestos y, asimismo, intentar hacerlo al final del día, ya que esta es la fase en la que los bebés tienen los pies más hinchados. Intenta no abusar del calzado deportivo, ya que éste suele estar elaborado en tejidos sintéticos y puede hacer que los piececitos del pequeño o pequeña suden en exceso.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>