Ropa de invierno para el bebé

ropa de invierno para el bebé

Es necesario que la ropa de invierno para el bebé que compremos ayude a nuestro hijo o hija a mantener de manera eficaz el calor corporal. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que esa misión hemos de lograrla sin excedernos, es decir, logrando que el pequeño siga teniendo movilidad sin agobios.

 

Los niños pequeños, especialmente en los primeros meses de vida, suelen experimentar una mayor sensación de frío. Su piel no está aún plenamente preparada para retener el calor y, asimismo, su organismo todavía no ha desarrollado un sistema plenamente eficaz para transformar calorías consumidas en calor corporal.

 

Estos factores has de tenerlos en cuenta a la hora de hacerte con prendas para el invierno. La comodidad y la sencillez de quitar y poner son la primera de estas consideraciones. No compres ropa demasiado estrecha o rígida, ya que debe permitir libertad de movimiento al pequeño. En general, las fibras naturales son más recomendables, ya que permiten una mejor transpiración. Los mejores sistemas de cierre para que puedas vestir y desvestir al bebé son los broches o las cinturas extensibles, así como las tiras de velcro.

 

Los bodies y los monos de quita y pon, en combinación con chaquetitas de algodón son soluciones ideales, ya que permiten que la piel del bebé transpire y ayudan a vestir al pequeño o la pequeña por capas. En este sentido, es necesario que el bebé experimente el mínimo contraste térmico entre interiores y exteriores. Asimismo, si las prendas de invierno para tu bebé no transpiran lo suficiente, el sudor y la condensación pueden acumularse en la ropa, llegando a humedecerla.

 

Esto, en combinación con el frío, puede derivar en catarros y problemas de piel. Para saber si tu bebé está frío, las mejores zonas de su cuerpecito donde puedes tocar son el cuello y la frente. Ten en cuenta que, pese a que el cuerpo de un adulto retiene mejor el calor, es más que probable que si tu tienes sensación de frío, es más que probable que tu pequeño o pequeña también la tenga.

 

Te recomendamos que, a la hora de sacar fuera a tu bebé, lleves siempre en el carrito prendas extra (gorritos con orejeras, guantes de algodón o térmicos, chaquetitas, medias altas…) para poder echar mano de ellas si notas que tu pequeño o pequeña empiezan a mostrarse inquietos. Ten por seguro que, en la mayoría de los casos, si tu bebé tiene frío te lo hará saber por su comportamiento (lloros, inquietud…).

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>