Proteger al bebé de los peligros de la cocina

Proteger al bebe de los peligros de la cocina

Por razones obvias, la cocina es uno de los rincones de nuestra casa más peligrosos para un bebé. Enchufes, sartenes, puertas a la altura de sus manitas,… una serie de factores confluyen para hacer que, en este caso, tengamos que extremar la precaución. Hoy vamos a darte una serie de consejos de seguridad para el bebé en la cocina.

 

Extremar la vigilancia

 

Los expertos concluyen que entre el 55 y el 60% de los accidentes que sufren los niños menores de 6 años tienen lugar en la casa. También para los adultos, de acuerdo con los informes de la Unión Europea, más del 58% de los accidentes que sufre una persona tienen lugar en su casa y, en este sentido, la mayoría de ellos en la cocina.

 

A la hora de proteger al bebé en la cocina, al igual que en cualquier otra habitación de la casa, lo primero que tienes que hacer es instalar tapas protectoras para los enchufes (especialmente para aquellos que estén a su altura) que no sean manipulables. También es una buena idea que, para aquellos electrodomésticos básicos (nevera, lavavajillas, lavadora, …) instales regletas y cubiertas de protección en la pared, para que los cables no sobresalgan y el bebé no pueda tirar de ellos. En general, lo ideal sería que los bebés entrasen lo menos posible en la cocina. Al ser esto imposible en la práctica, debes asegurarte de que nunca estén solitos en esta estancia, especialmente si hay electrodomésticos funcionando, sartenes en el fuego u ollas hirviendo.

 

En este sentido, podemos trasladarte unas normas básicas de seguridad para bebés en la cocina:

 

-          Nunca guardes cubiertos ni elementos contundentes en armarios que queden a su alcance.

-          Usa muebles con protectores en las esquinas, o que tengan sus aristas lo más redondeadas posibles.

-          Jamás cojas en brazos a tu bebé mientras te encuentras cocinando.

-          Tapa siempre sartenes y ollas para evitar salpicaduras de agua hirviendo o aceite.

-          Como norma de seguridad general, los mangos y agarraderas de ollas y sartenes se sitúan siempre hacia dentro de las encimeras, para que no sobresalgan.

-          Si vas a planchar, asegura la tabla de la plancha, de manera que esté lo más estable posible (pegada a una pared, por ejemplo) y que el cable nunca esté a ras de suelo.

-          Los cuchillos, ollas, cacerolas y demás objetos que, al caer, puedan provocar cortes o contusiones, nunca se deben dejar expuestos en las encimeras.

-          Procura no dejar entrar a tu bebé en la cocina cuando se esté utilizando el horno (o cuando éste se esté enfriando).

 

En general, podemos decirte que el mejor consejero para evitar accidentes del bebé en la cocina es el puro sentido común.

 

Proteger al bebé de los peligros de la cocina
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>