¿Qué es el calostro?

¿Qué es el calostro?

El calostro es uno de los alimentos básicos para el bebé durante sus primeros días de vida, dado que le aportará todos los nutrientes necesarios para esos momentos. Se produce en los pechos de la madre durante los primeros 4 días tras el parto y su aspecto es de una sustancia amarillenta, bastante densa y con poco volumen. Durante los tres primeros días y hasta que baje la leche, se suelen producir hasta un máximo de 20 mililitros por toma, cantidad más que suficiente para cubrir las necesidades físicas del recién nacido.

 

En el caso de la leche la cantidad es mucho mayor, aunque su producción va aumentando progresivamente. El primer día será de aproximadamente unos 100 mililitros y dos o tres días después ya tendrá un volumen estabilizado por cada 24 horas, que suele ser hasta un máximo de 750 mililitros.

 

Características del calostro

 

¿Por qué es tan importante el calostro para los bebés? Por su contenido rico en muchas sustancias necesarias para el recién nacido. Por ejemplo, cuenta con 2 gramos de grasa, otros 2 de proteína y 4 gramos de lactosa por cada 100 mililitros así como socio, carotenos, zinc y vitaminas liposolubles. También cuenta con oligosacáridos, lactoferina, macrófagos y linfocitos, lo que proporciona al bebé una gran protección contra cualquier agente patógeno que pueda encontrarse en su entorno, dándole una mayor seguridad ante posibles problemas de salud.

 

Beneficios del calostro

 

Son muchos los beneficios que el calostro puede proporcionar al recién nacido, por ello es tan importante que el pequeño lo consuma:

 

  • Proporciona sustancias anti oxidantes y quinonas, algo necesario para proteger al bebé del daño oxidativo.
  • Facilita la eliminación de las primeras deposiciones del bebé, conocidas como meconio.
  • Cuenta con diferentes factores de crecimiento que facilitan la estimulación de los sistemas del recién nacido.
  • Aumenta la producción del lactobacilos dentro del intestino del bebé, lo que contribuye notablemente con la absorción de proteínas.

 

Para finalizar, es muy importante recordar que hay muchas personas que piensan que esa sustancia no es leche, que no proporciona alimento y que no es suficiente para el recién nacido y en muchos casos se les recomienda erróneamente la toma de suplementos de leche. Además, darle al bebé suplementos artificiales de leche hace que éste mame menos y hace que se estimule en la madre una menor producción de leche, algo que puede interferir negativamente con el comienzo de la lactancia.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>