Cómo aliviar el dolor de la dentición

dentición en el bebé

Entre los cinco y los nueve meses de edad, comienza el proceso de la dentición. Un fenómeno que suele causar numerosas molestias a los bebés. Los primeros dientes de leche que erupcionan son los que se sitúan en la mandíbula superior, salvo los incisivos centrales inferiores. Alrededor de los 30 meses, los pequeños ya tienen la veintena de piezas que les servirá para masticar hasta que tengan las definitivas. Lo normal es que las encías se inflamen como consecuencia de la salida de los dientes.

Cuando se inicia la dentición, los niños babean más y suelen llevarse los dedos a la boca con mayor frecuencia. Asimismo, es habitual que los bebés estén más irritables e, incluso, que les cueste trabajo conciliar el sueño. Masajear las encías aliviará la presión que ejerce la pieza en el tejido blando. Para ello, es imprescindible realizar previamente un exhaustivo lavado de manos, de modo que no se transmitan gérmenes al bebé.

También es efectivo ofrecerle un mordedor. Los más recomendables son aquellos rellenos de líquido, que pueden introducirse en la nevera. Y es que el frío permite aliviar las molestias de la dentición, por lo que el niño agradecerá este utensilio que, además, le servirá como juguete. Cumplen la misma función las toallitas de tela húmedas, que deben estar totalmente limpias.

Fruta fría

Una alternativa al mordedor es la ‘baby feeder mesh bag’. Es decir, una red que forma una bolsita en la que se introducen trozos de fruta fría. Su diseño permite que el bebé pueda disfrutar de nuevos sabores (y, de paso, aliviar las molestias de sus encías) sin peligro de que se atragante. Si estos remedios no funcionan, en el mercado existen varios fármacos especialmente formulados para rebajar el dolor de la dentición. Se trata de geles o cremas de uso tópico, que se aplican directamente en las encías. Suelen ofrecer una mejoría casi instantánea, por lo que son un recurso muy utilizado por los padres. Sin embargo, hay profesionales de la salud que nos los recomiendan porque aseguran que pueden causar efectos secundarios.

En caso de que el padecimiento persista, es necesario acudir a la consulta del pediatra. Probablemente, recetará paracetamol infantil, que también servirá para bajar la fiebre del niño si tiene algunas décimas. El ibuprofeno puede aliviar, asimismo, los dolores. No obstante, el médico indicará qué medicamento es el más indicado para el niño, en función de sus características y necesidades.

Puntua este artículo

2 comments

  1. Avatar de LetsFamily Carmen   •  

    Te necesita reglarme Canastilla un saludo gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>