El estornudo en los recién nacidos

estornudo

Una de las reacciones de vuestro bebé que más llamen vuestra atención es el hecho de que estornude. Probablemente os preguntéis si los estornudos responden a algún problema de salud, pero nada más lejos de la realidad.

Del mismo modo que nos sucede a los adultos, detrás de un estornudo no siempre tiene por qué haber un principio de enfermedad.

La tos o los estornudos del bebé de 1 mes rara vez significan que el bebé esté enfermo. Ten en cuenta, además que los lactantes, tan pequeños, rara vez se ponen enfermos. Tanto la tos como los estornudos del recién nacido son actos reflejos que el sistema respiratorio del bebé realiza, para protegerse de sustancias nocivas. Cumplen funciones elementales del sistema respiratorio del recién nacido, por lo que, en la mayoría de los casos, no deberían ser motivo de alarma.

Los bebés son particularmente sensibles ante cualquier estímulo del medio por lo que un poco de polvo o incluso una pelusa de la ropa pueden provocarle un estornudo.

Si ves que al pequeño le cuesta un poco de trabajo respirar y tiene mocos, puedes colocar un humidificador en su habitación. Además, siempre debes procurar que su nariz esté limpia de secreciones, sobre todo antes de las tomas de leche. Así evitarás que trague aire por la boca y prevendrás los gases.

Por lo tanto, los estornudos frecuentes en el bebé son totalmente normales por lo que no deben preocuparnos.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>