El exantema súbito en el bebé

exantema súbito

Entre las enfermedades más habituales de los bebés durante sus primeros meses/años, se encuentra la que hoy vamos a analizar.

El Exantema súbito es una enfermedad benigna que afecta, sobre todo, a los pequeños/as antes de los dos años de edad. Se caracteriza por la aparición de episodios de fiebre, seguidos por erupciones en la piel.

La fiebre dura aproximadamente 4 días. Después de estos episodios febriles, coincidiendo con su desaparición, se produce la erupción cutánea. Pese a que la también conocida como sexta enfermedad puede desarrollarse en cualquier época del año, el otoño en el que nos encontramos y la primavera son las fases más habituales.

Naturaleza del exantema súbito

Esta dolencia está causada por el virus herpes humano Tipo 6, en la mayoría de las ocasiones. Hay que decir que el exantema súbito es bastante contagioso. Su periodo de incubación es de entre una semana y diez días.

Lo más habitual es la transmisión por las secreciones y por vías respiratorias. Es por esto que es habitual que esta enfermedad se produzca cuando los pequeños/as empiezan a relacionarse con otros niños/as (en la guardería, parque…).

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas del exantema súbito son, como te comentábamos, la aparición de fiebre (39 grados) de manera brusca que, durante tres o cuatro días, afecta a la pequeña o al pequeño. Coincidiendo con la desaparición de la fiebre aparecen una serie de manchas o erupciones rojizas-rosas en el cuerpo del niño/a.

Otros síntomas pueden ser las secreciones nasales, irritabilidad o aumento del tamaño de los ganglios de la zona posterior del cuello. Tronco, cuello y espalda suelen ser las zonas más afectadas por la erupción que, en este sentido, desaparece en un máximo de dos días.

Tratamiento del exantema súbito

El exantema súbito es una enfermedad vírica y, por tanto, no tiene tratamiento específico. En este sentido, las líneas de actuación pasan por mitigar los síntomas, especialmente la fiebre en el bebé, mediante antipiréticos, baños con agua tibia… asimismo, es necesario que el pequeño/a se mantenga constantemente hidratado/a.

Si quieres conocer más noticias, reportajes o contenidos relacionados con la salud del bebé, no dudes en acudir a Jovenbebé.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>