Riesgos para el bebé de la diabetes gestacional

Riesgos para el bebé de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional consiste en la presencia alta de glucemia durante la gestación. En este sentido, los cambios hormonales que se producen en este periodo pueden afectar de manera importante a la manera en la que el organismo gestiona los niveles de insulina, por lo que el azúcar en sangre se puede elevar. La diabetes durante el embarazo puede presentar una serie de riesgos para el bebé.

 

Un reciente estudio publicado en el diario de la Asociación Médica Americana muestra que mujeres diagnosticadas con diabetes gestacional por vez primera antes de la semana 26 de la gestación tuvieron un 42% más de posibilidades de tener un hijo o una hija con autismo. Este estudio se desarrolló a partir de la investigación y análisis de 322.000 nacimientos producidos entre los años 1995 y 2009.

 

En este sentido, los investigadores señalaron que los riesgos de que el bebé tuviera autismo no se incrementaron significativamente para las mujeres diagnosticadas con diabetes gestacional con posterioridad a la semana 26. Otros problemas que suelen desarrollar con posterioridad los bebés cuyas madres tienen este problema son los siguientes:

-          Macrosomía, es decir, nacimiento de bebés con un mayor tamaño, lo que dificulta el trabajo del parto.

-          Problemas de hipoglucemia en los primeros días de vida del bebé.

-          Ictericia.

-          Afecciones respiratorias.

 

Factores de riesgo

 

Hay una serie de factores de riesgo para las mujeres de cara a padecer de diabetes gestacional. En este sentido, la futura mamá deberá ser especialmente cuidadosa si tiene más de 25 años al quedar embarazada, tienen antecedentes de diabetes en su familia, padece de hipertensión, sufrió un episodio anterior de aborto espontáneo, padece sobrepeso…

 

La fatiga excesiva (incluso para los niveles de la gestación), problemas de visión borrosa, infecciones urinarias más habituales, pérdidas de peso o las náuseas y los vómitos son algunos síntomas que nos pueden alertar de que padecemos diabetes gestacional. El tratamiento de este problema pasa por desarrollar una dieta saludable y baja en grasas y proteínas, desarrollar una actividad física suficiente (siempre con la supervisión del especialista) y someterse a una vigilancia constante que, en este sentido, puede contemplar la administración de insulina.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>