Uno de los momentos de la vida de los bebés es cuando le salen los dientes de leche, una de las denominaciones más comunes para referirse a los primeros dientes que le salen a los bebés. Se trata de un proceso de gran importancia y por ello hay que prestar toda nuestra atención para comprobar que la salud del pequeño es la correcta.

Principales características de los dientes de leche

Hay que decir que los dientes de leche tienen la misma importancia que los dientes permanentes que nos acompañarán en nuestra vida. Su principal función es de gran importancia para el proceso de masticación del bebé cuando comienza lo que se conoce como alimentación complementaria.

Asimismo, los dientes de leche participan en otros procesos como la deglución, la fonación y también en las diferentes funciones de la boca. Ayudan a mantener el espacio para la aparición de los dientes permanentes y también a que la cavidad crezca de manera normal.

Estos dientes comienzan a salir aproximadamente al quinto mes de vida aunque no siempre sucede lo mismo, pueden tardar un poco más en salir pero no mucho más. En caso contrario hay que consultar con un buen pediatra u odontólogo para ver si hay alguna clase de problema en su boca.

¿Sabías que los dientes de leche tienen un orden de salida? En todos los bebés sucede lo mismo. Lo primero en salir son los incisivos frontales (inferiores primero y superiores después) tras ello siguen los laterales, los primeros molares, colmillos y después el resto de molares.

Molestias cuando salen los dientes de leche

Cuando al bebé le comienzan a salir los dientes suelen sufrir molestias en las encías. En este caso, lo que debemos hacer es tratar de aliviar esa situación, pero también prestar una especial atención a la higiene bucal, sobre todo porque esta clase de dientes, aunque sean temporales, también pueden sufrir caries.

Para reducir sus molestias podemos humedecer con agua fría un pañuelo y pasarlo por las encías del bebé dado que el frío ayudará a que le adormezcan sus encías. Lo que no hay que hacer es suministrarle ninguna clase de calmante o anestésico y mucho menos si no ha sido recetado por su pediatra.

Los dientes temporales comienzan a perderse a partir de los 5 años y medio y también tienen un orden. Primero van los incisivos centrales de la parte inferior y tras ellos los superiores.

A medida que van cayéndose estos incisivos van saliendo las muelas tras las muelas temporales, que ya serán los primeros molares permanentes, piezas que hay que cuidar desde el primer momento en el que salgan, para que se mantengan siempre en el mejor estado posible.

¿Conocías todos estos detalles sobre los dientes de leche?

Dientes de leche, qué necesitas saber
4 (80%) 1 vote