Artículos para el porteo seguro

El uso de los canguros o mochilas portabebés en los últimos años han vuelto a ponerse de moda, aunque es cierto que es algo que siempre ha existido, con más aceptación en unas culturas que en otras. Además de la comodidad que muchos padres encuentran en este modo de llevar a su hijo, el porteo también tiene muchos beneficios de tipo emocional y afectivo, tanto para el bebé como para los padres, que sienten de este modo a su hijo más cerca. Si eres de los que opta por dejar el carrito en casa y salir a pasear con el bebé pegado al pecho, es importante que sepas cómo portear correctamente. Colocar bien al bebé evitará posibles lesiones y lo mismo sucederá con el adulto, que deberá colocarse bien el pañuelo o la mochila para evitar molestias en la zona lumbar.

 

A continuación te damos algunas claves:

 

  • Respeta la posición fisiológica del bebé al llevarlo en un portabebés. Esto se consigue haciendo un asiento con la tela, de forma que le recoja de rodilla a rodilla, y respetando la curvatura natural de la espalda para sujetarla.
  • Las vías de aire del bebé deben estar despejadas para que pueda respirar correctamente. Asegúrate de que ves su nariz y de que su cara no está tapada.
  • Control de la cabeza. En bebés pequeños que no tienen control de la cabeza y el torso se debe poner la tela suficientemente alta en la espalda para sujetarles correctamente. Cuando crecen y controlan la espalda y la cabeza a muchos bebés les gusta sacar los brazos y se puede colocar la tela al nivel de las axilas. En este caso ten en cuenta la sujeción de la cabeza cuando se quedan dormidos.
  • Otra de las claves es colocar al bebé bien pegado a nuestro cuerpo y asegurarse de que la tela está siempre bien tensa. Si no conseguimos tensar bien el portabebés irá cediendo y el bebé se irá hundiendo, perdiendo la posición inicial.

 

Artículos para el porteo seguro

En resumen, la forma correcta de llevar al bebé es siempre con la barriga hacia el cuerpo de la madre y nunca mirando al exterior, ya que en la posición “hacia fuera” no se mantiene la posición ranita, no se sujeta la cabeza y no se respeta la curvatura natural de la espalda. Cuando el bebé crece y quiere ver mejor el mundo lo conveniente es situarlo en la espalda del portador. Ante cualquier duda sobre el porteo puedes dirigirte a asociaciones como canguro.org que se ocupan, entre otras cosas, de formar en sesiones gratuitas a padres preocupados por portear correctamente.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>