Ácido fólico y embarazo

ácido fólico para la embarazada

El ácido fólico es esencial a la hora de tratar, por ejemplo, determinadas anemias. Asimismo, que la mamá tenga unos niveles óptimos de esta vitamina hidrosoluble en el cuerpo ayuda a prevenir malformaciones en la placenta y problemas en el desarrollo del bebé (espina bífica, anencefalia…).

Hoy te explicamos cómo, cuándo y de qué manera tomar ácido fólico en el embarazo.

El ácido fólico y la gestación

Como te explicábamos, los alimentos ricos en ácido fólico ayudan a prevenir problemas en la madre y en el desarrollo del feto. En nuestra dieta encontramos muchas fuentes de este componente, tales como las verduras de hoja verde (espinacas, lechuga, col rizada…), las legumbres, el hígado de ternera, los plátanos, las naranjas o los cereales integrales.

Algunos estudios determinan que las mamás que presentan unos niveles correctos de ácido fólico tienen hasta un 70% menos de posibilidades de que sus bebés nazcan con algún defecto del tubo neural (espina bífida, falta de desarrollo del cerebro…).

Es importante que la madre se cerciore de que su dieta presenta un aporte óptimo de ácido fólico, antes incluso de quedarse embarazada, ya que los defectos del tubo neural en el feto se suelen dar en las primeras semanas del embarazo.

Cómo y cuándo tomar ácido fólico

Los especialistas recomiendan que los futuros padres hagan una visita previa al ginecólogo, para que éste determine cómo, cuánto y de qué manera el ácido fólico se ha de suministrar a la futura mamá. Y es que, como te mostrábamos, es necesario que los niveles de ácido fólico sean óptimos desde, aproximadamente, cuatro meses antes de intentar ir a por el bebé.

Has de tener en cuenta que, en ocasiones, la dieta no basta para recibir el aporte suficiente de esta vitamina. La cocción y preparación de los alimentos, o la simple capacidad de asimilación del componente por parte del organismo de la mamá puede provocar que sólo se aproveche entre un 30 y un 50% del aporte que nos llega a través de los alimentos.

En estos casos, a partir de un análisis previo, tu especialista puede determinar si necesitas tomar algún aporte o suplemento de ácido fólico.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>