Alimentación durante el embarazo

alimentacion durante el embarazo

Una correcta alimentación durante el embarazo tiene una importancia determinante en el desarrollo del recién nacido y, asimismo, a la hora de ahorrar problemas a la futura mamá, tales como anemias o problemas en el proceso de cicatrización. Asimismo, la mala alimentación tiene mucho que ver en el desarrollo de partos prematuros, así como en el nacimiento de bebés de bajo peso. Los expertos determinan que durante el proceso del embarazo la madre tiene que consumir alrededor de 300 calorías adicionales a las que consume habitualmente aunque, eso sí, apostando por alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas y azúcares. En general, se estima que el consumo de calorías debe ir aumentando progresivamente desde las 1.800 del primer trimestre a las 2.400 calorías diarias recomendadas para los últimos tres meses.

Una correcta alimentación durante el embarazo debe incluir la ingesta de líquidos en grandes cantidades.

Lo importante es que la dieta, la cual recomendamos que sea vigilada por un especialista, sea lo más variada, equilibrada y balanceada posible, incluyendo pan, cereales y pastas (alrededor de diez unidades diarias), verduras y frutas (unas diez unidades), lácteos (3 unidades), carnes, huevos y pescados (3 unidades)…

Aunque el veganismo y el vegetarianismo no están reñidos con una buena alimentación durante el embarazo, los especialistas en nutrición recomiendan suplir las posibles carencias que esta dieta puede tener en este periodo (especialmente en lo que tiene que ver con las deficiencias de B12) combinando alimentos o incrementando la ingesta de otros: legumbres con arroz o pasta, mayor cantidad de cereales integrales, algas…

Alimentos a evitar

Obviamente el alcohol, en virtud de su elevado grado de toxicidad, es muy perjudicial para el bebé, por lo que su consumo durante el embarazo tiene que quedar totalmente aparcado. Asimismo, su ingesta puede conducir a problemas de anemia en la madre. Un elevado consumo de alcohol durante la gestación puede ocasionar malformaciones y problemas cognitivos en el recién nacido. Del mismo modo, el tabaco también debería restringirse por completo.

En general, las carnes procesadas (embutidos, por ejemplo) están más que prohibidos por el riesgo de contraer toxoplasmosis, una enfermedad que en el caso de los ancianos o los bebés puede tener graves complicaciones. En general, podemos decir que se deben restringir las grasas y reducir, o eliminar, los azúcares, que aportan calorías vacias de nutrientes.

Si quieres conocer más trucos para una correcta alimentación durante el embarazo visita la web de Letsfamily en la que encontrarás diversas recetas, consejos e ideas: http://www.letsfamily.es/

Puntua este artículo

1 comment

  1. Pingback: Bebidas durante el embarazo - Joven Bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>