Carnes durante el embarazo

carnes durante el embarazo

Tomar carnes durante el embarazo es muy importante ya que, bien seleccionadas, te proporcionan la cantidad necesaria de proteínas con un mínimo de aporte de grasas. Eso sí, como apuntamos, es necesario que establezcas una dieta con tu especialista para saber qué carnes puedes comer en el embarazo, en qué cantidad y con qué periodicidad. Hoy, en Jovenbebe, queremos darte una serie de ideas y consejos.

Los mejores cortes

 

Para comprar carnes durante el embarazo, te aconsejamos que escojas cortes que, preferiblemente, sean magros, es decir, bajos en grasa. Si dispones de una plancha o grill, esta es la mejor manera de cocinar los alimentos, ya que necesitarás menos aceite. Eso sí, debes cocinarla bien y no dejar (pese a que los ‘carnívoros’ impenitentes lo consideren un crimen) que quede excesivamente roja. A la hora de guardar la carne, te recomendamos que lo hagas en recipientes de plástico, a poder ser individuales, detallando en cada uno la fecha de compra y congelado.

 

Es necesario que guardes cada carne en su recipiente (nunca mezcles cortes distintos) y desarrolles el proceso de descongelado en la nevera, con el producto tapado. Esto es más lento, pero te aseguras que la carne no se estropeará ni se llenará de impurezas, algo que si podría suceder si descongelas en el exterior del frigorífico.

Riesgos

 

El cocinar muy bien las carnes y evitar ciertos tipos de alimentos de este grupo tiene que ver con la necesidad de evitar la toxoplasmosis. Esta infección parasitaria puede provocar malformaciones en el bebé, por lo que hay que manipular la carne con sumo cuidado, lavándose muy bien las manos antes y después de cocinarla. Asimismo, esta es la razón por la que hay que desterrar los embutidos de la dieta (chorizo, cecina, jamón serrano, lomo…) y los ahumados o productos en salazón, ya que han sido sometidos a un proceso de curado, no cocinados, y pueden tener el parásito que transmite la toxoplasmosis.

Beneficios de la carne

 

La carne en el embarazo es tan necesaria por varios motivos. En primer lugar, porque es rica en hierro (las mujeres necesitan unos 27 mg de hierro diarios) y el hierro favorece la gestión de la hemoglobina y la mejora del sistema inmunológico en general.

 

La carne roja y el pavo son fuentes importantes de hierro para tu organismo. Es necesario que incluyas en una comida cada día una unidad de carne roja (solomillo de ternera, por ejemplo).

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>