Preparación de legumbres para la futura mamá

Comer bien debía ser un objetivo siempre, pero de manera especial durante el embarazo. Las legumbres tienen un enorme valor nutricional, así que bajo ningún concepto deben quedarse fuera de la dieta. Las lentejas, los guisantes, las judías, la soja… aportan una buena dosis de nutrientes a las mujeres que están encinta. Por ejemplo, las legumbres ofrecen el ácido fólico necesario para que el cerebro del bebé se desarrolle correctamente. Este ácido, tomado de forma moderada, permite reducir hasta en un 70% las probabilidades de que el niño sufra complicaciones relacionadas con el tubo neural, según demuestran varios estudios científicos. Además de aportar sustancias beneficiosas para el organismo de madre e hijo, las legumbres en el embarazo tienen un escaso porcentaje de grasas, lo que resulta idóneo para la dieta de la mujer.

 

Otra gran ventaja de estos alimentos es que suponen una buena fuente de proteínas, igual que las carnes, pero con la ventaja de que tienen menos materia grasa . Por este motivo son tan recomendables, puesto que pueden incorporarse a la dieta de la embarazada sin aportar kilos de más. Las también ofrecen potasio, hierro y magnesio. Su alto contenido en fibra facilita, además, el tránsito intestinal que tanto se resiente durante el embarazo.

 

legumes

Diseñar los menús diarios de una embarazada entraña cierta complejidad, puesto que, al tener que restringir ciertos alimentos, es  fácil caer en la monotonía. Si te cansas de tomarlas de la misma forma, prueba a tomarlas en las ensaladas. También puedes añadirlas a las cremas y sopas si las trituran previamente.

 

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>