Aquaerobic e hidropilates para embarazadas

aquaerobic e hidropilates para embarazadas

Entre los ejercicios para embarazadas, los diferentes tipos de gimnasia acuática son especialmente recomendables, ya que el contacto con el agua ayuda a lograr una mayor relajación, la futura mamá cuenta con una mayor libertad de movimientos y, además, la ligera resistencia del agua permite tonificar la musculatura de una manera nada exigente. Aquaerobic e hidropilates para embarazadas son dos ejercicios ideales para lograr quemar calorías, tonificar músculos y ganar la elasticidad que tanto se va a precisar a la hora de dar a luz. Todo ello, además, en un entorno controlado (la piscina) que favorece una óptima combinación de ligereza y resistencia.

 

Aquaerobic durante el embarazo

 

Las clases de aquaerobic se organizan de manera distinta, en función de que el objetivo sea la tonificación muscular o la mejora cardiovascular. Si el fin es el de fortalecer los músculos, las clases serán algo más cortas en cuanto a su duración, y se emplearán materiales tales como pequeñas mancuernas de espuma, pesas y resistencias. Luego, hay clases orientadas a la mejora del ritmo cardiovascular y la resistencia aeróbica, algo más largas y basadas en movimientos secuenciados. En esta web (http://www.terapia-fisica.com/aquaerobic.html ) puedes ver las ventajas de este ejercicio para el estado físico de la embarazada, que van desde la coordinación a la disminución de la frecuencia cardiaca en reposo, la mejora de la capacidad pulmonar, el incremento de la vitalidad o la circulación sanguínea.

 

Hidropilates para embarazadas

 

El hidropilates, como su propio nombre indica, combina ejercicios y técnicas del pilates, desarrolladas en un medio acuático. En este sentido, hay que tener en cuenta que el peso del cuerpo sumergido en una piscina llega a ser hasta un 90% menor y, asimismo, la resistencia es también más elevada, por lo que el hidropilates es especialmente idóneo para mujeres que están embarazadas. El pilates acuático permite una mejora global del sistema circulatorio, corrige defectos posturales y permite fortalecer la zona del vientre y el tren inferior. Flexiones de cadera, elevaciones, ejercicios con flotador… son muchas las variantes que una clase de este tipo de puede ofrecer durante el embarazo, por lo que estamos ante unas técnicas que permiten que las sesiones se desarrollen de una manera dinámica y entretenida, siempre trabajando grupos musculares diferentes de un modo asequible.

 

Para practicar aquaerobic e hidropilates durante el embarazo, lo más recomendable es que consultes en primer lugar con tu ginecólogo o médico de cabecera, de cara a determinar la idoneidad de estos ejercicios en cada fase del proceso de gestación.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>